VIII Ronda de Advertencias Sanitarias para envases de productos de tabaco

0
108

El cáncer a la piel, a la boca, la inflamación de vasos sanguíneos en manos y pies, pérdida de seres queridos, daños al medio ambiente y la exigibilidad de ambientes 100 % libres de humo de tabaco, son las temáticas que contienen la VIII Ronda de Advertencias Sanitarias para envases de productos de tabaco aprobadas por el Ministerio de Salud Pública, MSP, que entró en vigencia este lunes 15 de julio y será de cumplimiento obligatorio a nivel nacional para todas las empresas productoras, comercializadoras e importadoras de estos productos, hasta el 15 de julio de 2020.

Todos los envases de productos de tabaco, incluido el cigarrillo electrónico, deben contener de manera impresa una de las seis advertencias sanitarias que incluyen imágenes y mensajes que alertan a la población sobre las consecuencias de consumir tabaco y estar expuesto al humo ajeno.

Las advertencias sanitarias muestran que el consumo de tabaco produce varios tipos de cáncer, como el de piel o bucal, así como su relación directa como la enfermedad de Buerger, que inflama los vasos sanguíneos en las manos y pies, incluso pudiendo llegar a una amputación.

Este 15 de julio entró en vigencia la 8va ronda de advertencias sanitarias para envases de productos de tabaco.

El humo de tabaco contiene 4.000 sustancias químicas de las cuales se conoce que aproximadamente 250 son nocivas y 50 producen cáncer, por lo cual la VIII ronda de advertencias sanitarias incluye temas como: exigibilidad de ambientes 100% libres de humo de humo de tabaco y pérdida de seres queridos como consecuencia del consumo y exposición al humo de tabaco, puesto que 1,2 millones de personas mueren anualmente en el mundo por el humo ajeno.

Las advertencias sanitarias también se referirán a los daños causados al medio ambiente que se evidencian a través de colillas de tabaco dentro de un pez, una gráfica que evidencia que la polución generada por el tabaco es mayor que la de los automóviles. Se debe aclarar que para la conservación de la planta de tabaco se usan muchos químicos y pesticidas perjudiciales para la capa de ozono. )

A la par, la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) hace controles permanentes para verificar la aplicación de esta normativa, especialmente sobre las advertencias sanitarias y espacios libres de humo de tabaco. (13).

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui