Venta de monigotes, tradición que se mantiene

0
239
La venta de monigotes aumenta el 30 y 31 de diciembre.

La quema de años viejos, es una de las tradiciones que lleva arraigada el país por más de 150 años. El rito es fascinante: quemar el año que se va, rodearse de familiares, abrazarlos, patear al viejo que arde y mirar entre lágrimas y risas al año que muere para recibir a uno nuevo, con nuevas esperanzas.

Quemar un monigote, disfrazarse de viuda, pedir caridad, es parte de la riqueza cultural heredada de los bisabuelos. Es la voz del pueblo, precisamente por eso es tan rica, porque la gente le da vida cada 31 de diciembre a aquello que los expertos en cultura llaman patrimonio intangible: aquello que se piensa, se siente, se vive y se manifiesta.

Los monigotes para despedir al 2018 aumentan sus ventas en este día,sus precios van desde los  5.00 dólares hasta superar los 90, dependiendo del tamaño y los materiales con los que fueron elaborados.

En Riobamba,varios locales comerciales han expuesto sus productos en las calles para vender los tradicionales monigotes o “años viejos “y los adornos para las viudas que hoy despedirán el año.

Muñecos rellenos de aserrín y papel compuestos con ropas viejas y caretas de políticos o personajes del año se expenden, el lugar autorizado para la venta de estos productos es en la explanada de las canchas de La Dolorosa, sin dejar de lado a las personas que realizan esta actividad en sus locales y ahora en las principales avenidas de la ciudad.

En el caso del local ubicado en las calles García Moreno y Colombia, frente a las canchas sintéticas, que ha comparación de otros años, ha disminuido sus ventas.

Rosa Ríos, propietaria del almacén que según mencionó lleva atendiendo a la ciudadanía alrededor de 55 años, ofrece la venta de disfraces, caretas, mascaras, antifaces.

Manifestó, que “para fin de año se ofrece caretas de políticos, este año en especial se ha vendido la de Jorge Glass, entre otras, los días que mas se vende son el 30 y 31”.

De la misma manera, el local ofrece trajes para fin de año, de personajes como superhéroes entre otros, además de gafas, pelucas, para las conocidas locas viudas.

Ríos, afirmó que “en el sector para nosotros ha minorado bastante las ventas porque la competencia se ha abierto por todo lado, esto también se debe la feria que se realiza todos los años en La Dolorosa”.

Otro de los factores por los que ha disminuido la venta,es el precio elevado que ofrecen de los monigotes “ya no se puede invertir, si bien es cierto esta venta de los monigotes es una vez al año, se tiene que invertir poca cantidad, porque ya no se vende mucho “, finalizó.

Los precios de los monigotes, los cuales en años anteriores eran de cartón y de todos los tamaños, se ofrecían desde los 9 dólares, este año no cuentan con esto por los precios elevados como lo mencionó su propietaria, a diferencia de ello cuentan con monigotes de aserrín, La atención por esta temporada es hasta las 21h00.

María Condo, es una comerciante que se dedica a esa actividad desde hace más de 30 años, señaló que luego de traer las figuras de Guayaquil, aspira ganar 600 dólares en las ventas de los muñecos en este fin de año. «El año pasado vendí 30 monigotes y con eso recuperé la inversión, en estas fechas al menos es la oportunidad”, indicó.

Los más sencillos valen 5 dólares y son elaborados con aserrín, ropa vieja y una pequeña careta de cartón. Los más caros superan los 80 dólares y son superhéroes de la talla de Batman y Superman. Son hechos íntegramente en cartón y pintados.

En la Av. 9 de Octubre se ubicaron comerciantes a realizar esta actividad, la comerciante Alicia Taco, no quiso adquirir figuras de políticos. A su juicio, la gente está cansada de ellos y prefiere los superhéroes.  (13).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui