Los asistentes aprovechan el tiempo libre

Personas sin hogar que tienen inmunodeficiencia producto de enfermedades crónicas como diabetes, VIH y enfermedad pulmonar, entre otras patologías, podrán alojarse en las instalaciones del mítico estadio Centenario de la ciudad de Montevideo, Uruguay, convertido en esta semana en albergue a causa de la propagación del nuevo coronavirus.

La agencia española de noticias Efe reporta que el emblemático estadio abrió sus puertas este miércoles para albergar a 28 personas sin hogar y con diferentes problemas ante la amenaza del COVID-19, que hasta el momento registra 189 casos confirmados.

Según el cable, las personas se ubicarán específicamente debajo de la tribuna Amsterdam, donde existe un centro de dos plantas habitualmente utilizado por equipos para concentrarse antes de los partidos.

“En la primera planta, las personas alojadas tienen a disposición una cocina, un comedor y un salón de grandes dimensiones en el que hay una estufa de leña, una tabla de tenis de mesa y un futbolín. El segundo piso cuenta con baños y habitaciones, todas con camas individuales. En principio, según indicaron a Efe fuentes del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), las 28 personas que llegaron se quedarán en el estadio mientras dure la emergencia sanitaria que afronta Uruguay desde el 13 de marzo y recibirán cuatro comidas diarias”, señala Efe.

Así, pues, agrega, los primeros en alojarse en las instalaciones del Centenario son hombres que tienen inmunodeficiencia producto de enfermedades crónicas como diabetes, VIH y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

En Uruguay, que cuenta hasta este miércoles con 189 casos confirmados de COVID-19, el gobierno instó a la población a restringir las actividades sociales y evitar las aglomeraciones y pidió a las empresas que fomenten el teletrabajo, entre otras medidas, pero por ahora ha desestimado decretar una cuarentena general obligatoria.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.