Geovanny Carrasco

A través de cadena nacional, el presidente Lenín Moreno hizo un llamado a las autoridades de salud a transparentar las cifras de contagiados y fallecidos por Covid-19 en Ecuador, lo que conlleva a una seria duda. ¿Nos han mentido desde el día que se detectó al primer infectado? Esta incertidumbre nos pone a pensar seriamente en la veracidad de los informes “oficiales” emitidos por las autoridades. Moreno en su discurso además, manifestó que se debe dar los datos precisos “aunque la verdad sea dolorosa”.

Las palabras del presidente, que resultaron ser más dolorosas, denotan la gran mentira en la que hemos vivido desde hace semanas Surgen entonces más interrogantes, ¿Por qué ocultar esta información a la ciudadanía? ¿Qué se busca ahora contándonos la verdad? ¿Acaso no se genera mayor pánico si la gente se informa por medios alternativos y no oficiales?.

La realidad que palpamos en la provincia de Chimborazo no es ajena a la nacional, en medio de declaraciones y a través de redes sociales, se conoció que una persona había fallecido por coronavirus en una casa de salud de Riobamba; sin embargo, la respuesta del titular de la coordinación zonal de salud, para variar, tardó en afirmar o desmentir este hecho. En una entrevista telefónica con este medio de comunicación, la autoridad de salud dijo “desconocer” totalmente de este caso, que ya circuló por lo menos dos horas antes en redes sociales; incluso, familiares del hoy occiso hacían un llamado a los organismos de control para el levantamiento del cuerpo de su ser querido.

¿En verdad el Coordinador desconocía de la realidad de este paciente o simplemente forma parte de la estrategia del Gobierno de ocultar las cifras reales?. Para terminar con un día “memorable” sobre el accionar de nuestras autoridades, minutos después, la Gobernadora de Chimborazo, Luisa Loza, confirmó que en efecto, el joven de 27 años murió por Covid-19, dejando en muy mala posición las versiones anteriores emitidas por el Coordinador de Salud.

Esta falta de coordinación entre las autoridades que manejan la información que se difunde a nivel de nuestra provincia, muestra claramente el accionar que vienen cumpliendo desde
hace semanas que se decretó el estado de emergencia, en el cual, lo que prima es el hermetismo y callar cuando la situación se pone difícil, escudándose en comunicados tardíos y carentes de detalles.

¿Qué debemos esperar de ahora en adelante entonces? Seguiremos recibiendo los “datos oficiales” después de horas por las autoridades de turno, o debemos creer lo que se publica en las redes sociales, donde sea de paso, el pánico se apodera de la gente con cada audio, video o imagen. Ahora, hemos llegando a entender, de manera muy abrupta, que este Gobierno nos oculta información a conveniencia, y que, cuando le da la gana, decide “transparentar las cifras”; pese a ello, los ecuatorianos debemos dejar más en claro todavía, que estamos cansados de sentir la desprotección de un Estado que nos oculta la realidad para el cuidado de sus propios intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.