Todo Licán se despidió

0
94
Los féretros fueron colocados en la misma fosa.
Familiares y amigos de las cinco personas que murieron el pasado martes en la vía a Baños fueron y les dieron el último adiós. 

“No mis hijas no”, gritaba una madre en el cementerio nuevo de Licán, en donde se enterró a la familia Daquilema.

Fue cerca de las 13:15 h., cuando los féretros que contenían los restos de Patricio, Blanca, Marcia, Julio Gabriel y Sarahí Marisol llegaron a la iglesia de Licán, en donde se llevó a cabo la misa.

Tristeza y desconsuelo se reflejaba en cada uno de los rostros de los asistentes, quienes extendieron sus condolencias a los allegados de las víctimas.

Una vez que se terminó el acto religioso, los estudiantes de la Unidad Educativa Simón Rodríguez hicieron una calle de honor.

Un grupo de mariachis le dieron una serenata en plena vía principal de la parroquia, en donde la familia y amigos nuevamente rompieron en llanto.

Luego de ello, empezó la última travesía de tristeza, ya que los ataúdes que contenían los cuerpos de las cinco personas iban en los hombros de sus familiares y amigos hacia el Camposanto.

Moradores y comerciantes de Licán hicieron una pausa en su vida rutinaria y observaron el pasar de los féretros, unos decían pobre familia, mientras que otros solamente oraron para que sus almas encuentren la paz eterna.

Una vez que los cinco cuerpos llegaron al cementerio, se dio otra serena, todos cantaron y luego oraron por última vez.

“Gracias por todos los que nos han ayudado”, exclamó una familiar, quien con lágrimas en sus ojos se despidió a sus queridos.

Uno a uno, se colocaron los féretros en la fosa, pero antes de eso, la madre y hermanos, no querían dejarlos ir, unos gritaban y otros los abrazaban, pero finalmente los cinco féretros de madera quedaron juntos.

Segundo Juan Daquilema, padre de dos de las víctimas, agradeció por la ayuda que recibió tanto de las autoridades como de sus vecinos.

“He perdido a mis dos hijas, dos nietos y a mi yerno, ahora solo me quedan sus recuerdos”, subrayó.

Diego León, presidente de la Junta Parroquial de Licán, argumentó que han estado desde el inició y estarán hasta el final para que los ofrecimientos expuesto desde el Gobierno, no queden en palabras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.