Terremoto del 5 agosto de 1949: Una historia de los muertos olvidados

0
124
Foto archivo: Avión Bristol Freighter Inglés, utilizado por la Compañía Shell.

El terrible sismo del 5 de agosto de 1949 que asoló la región central del Ecuador dejó incontables secuelas de dolor, sufrimiento y muerte, pero también afloraron manifestaciones de solidaridad, heroicidad y sacrificio. Esta es una de ellas.

Aquel viernes de agosto era un día como cualquiera para los trabajadores del campamento petrolero de Shell-Mera ubicado en la Provincia de Pastaza; los obreros y empleados pertenecían a la Compañía Anglo-holandesa Royal Dutch Shell, que había logrado una concesión en el Oriente para explorar y perforar los primeros pozos petroleros de esta región del país. A la una de la tarde de ese día un temblor de tierra de regular intensidad detuvo por unos momentos las labores cotidianas del campamento, pasado el susto todos los trabajadores continuaron con sus obligaciones; nadie se imaginó la magnitud de la tragedia, unas horas más tarde empezaron a llegar por radio las primeras noticias del pavoroso terremoto que había azotado la ciudad de Ambato.

Los informes radiales hablaban de la catastrófica destrucción de algunos pueblos de la provincia de Tungurahua con miles de muertos, La incertidumbre empezó a cundir entre los trabajadores de la compañía, pues una gran mayoría de ellos eran oriundos de esta provincia, incertidumbre que se transformó en desesperación al conocer que pueblos como Pelileo habían prácticamente desaparecido por el sismo.

Los trabajadores oriundos de Tungurahua, solicitaron permiso a sus jefes inmediatos para trasladarse a sus hogares con el fin de conocer la suerte de sus familiares; los ejecutivos de la Shell, comprensivamente dispusieron que un avión realice varios vuelos al otro día con todo el personal que solicite viajar a Ambato; al siguiente día, 6 de agosto, muy temprano, los primeros 36 atribulados trabajadores estaban listos para volar a Ambato para conocer la suerte de sus allegados. El avión, un bimotor Bristol Freighter, sería piloteado por el Capitán John Patrick Billington de nacionalidad inglesa quien tenía amplia experiencia como aviador, por cuanto había sido miembro de la Real Fuerza Aérea de Gran Bretaña y posteriormente fue contratado por la petrolera Shell para volar sus aeronaves, Billington vivía en Shell-Mera con su esposa y su hijita de dos años.

El avión despegó sin novedad del aeropuerto de la Shell; el corto vuelo de aproximadamente 20 minutos hasta Ambato nunca llegó a su destino, el avión se estrelló contra un cerro cerca de Salasaca a pocos minutos del aeropuerto de Ambato. según el informe policial de aquel tiempo…no hubo sobrevivientes. (16)

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí