Sinvergüenzas que se siguen llevando la Patria

0
204

Según ´ la Comisión Cívica Anticorrupción, al menos, 24.742 millones de dólares fueron utilizados para actividades ilícitas, durante la gestión de la década del correísmo. Este dato aproximado, “porque la  cifra real es prácticamente imposible de obtener”,   incluirían coimas, sobreprecios, irregularidades en la exportación de crudo, la importación de derivados y aumentos en el gasto corriente.  Sin embargo, según  la misma fuente,  el monto real puede ser mayor.  En esto coinciden, grosso modo, el Colegio de Economistas de Pichincha y un excontralor del Estado; en otras palabras,  la corrupción  se habría llevado el 49,5 %. de la inversión pública; esto es, casi la mitad de lo empleado en la construcción de carreteras, hidroeléctricas, escuelas y centros médicos.

El presidente Moreno, entre la indignación y la impotencia ante las cifras astronómicas que fueron a parar en los bolsillos de los “Sinvergüenzas que se han llevado la patria…” prometió una “cirugía mayor contra la corrupción” que hasta la fecha no se la realiza, pese a que la patria está en estado de coma.

Si la ciudadanía sintió indignación cuando la recua de corruptos se llevaron millones de dólares que el pueblo ecuatoriano donó para la reconstrucción de Manabí y Esmeraldas asoladas por el terremoto de abril de 2016,  hoy siente furia por lo que está ocurriendo en los hospitales más grandes de Guayaquil y Quito, donde los sátrapas no se conmueven frente a dolor humano y se llevan millones de dólares destinados a medicinas e implementos para combatir el coronavirus. Son sinvergüenzas, criminales que se siguen llevando la patria.

¿Es posible pensar que esa misma increíble y macabra realidad se estaría replicando en las ciudades medianas y pequeñas del país, donde también criminales sinvergüenzas, debido al corrupto sistema a de compras públicas vigente,  se siguen llevando la patria?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.