Retomaron la construcción de bóvedas y nichos en el Cementerio Municipal mismos que habían sido suspendidos debido a la emergencia sanitaria que atraviesa el país.

El Municipio de Riobamba, reinició los trabajos de construcción de 7 bloques con capacidad para 390 bóvedas y 288 nichos, en el Cementerio Municipal.

Cabe indicar que estos trabajos iniciaron en marzo, mucho antes de que el país se declare en emergencia.

Ya que, está construcción consta dentro de la planificación de las obras del cabildo para el 2020.

Según Doryan Jara, director de Servicios Municipales, han decidido retomar los trabajos de construcción de 7 bloques de bóvedas, precautelando la integridad del personal.

Lo que se busca con estos trabajos es garantizar la provisión de este servicio hacia la ciudadanía.

“Es responsabilidad nuestra, tener las condiciones necesarias dentro de nuestro cementerio para proveer cualquier escenario que tengamos que afrontar en esta dura crisis”.

Se ha dado prioridad en dichos trabajos para garantizar el servicio a los ciudadanos, optimizando los espacios disponibles.

Además, se da cumplimiento de manera estricta al protocolo de manipulación y disposición final de cadáveres con antecedentes y presunción de COVID-19, precautelando de esta manera la integridad de los trabajadores, que fueron capacitados para la inhumación de cadáveres COVID-19.

Es necesario indicar el Cementerio Municipal, atenderá a familiares con casos de muertes de COVID-19, si han cumplido con todos los requerimientos y con la certificación tanto del Ministerio de Salud Pública como de Policía Nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.