Los integrantes del Ídolo no se confían por la ventaja con la que llegan para la revancha ante Progreso de Uruguay

La ventaja (0-2) que obtuvo en el partido de ida por la primera fase de la Copa Libertadores no es razón para que los integrantes de Barcelona bajen la guardia de cara al partido de revancha ante el Progreso de Uruguay, programado para el 29 de enero (19:30) en el estadio Monumental.

“Ahora ellos sí o sí tendrán que buscar el resultado. Capaz veremos a un Progreso totalmente diferente. Tiene grande jugadores. Nosotros pudimos sacar una ventaja importante que nos da tranquilidad, pero la serie no está cerrada, esto es fútbol”, dijo el centrocampista Bruno Piñatares.

El 27 de enero, a primera hora, los dirigidos por Fabián Bustos practicaron en la cancha anexa del Monumental, por la tarde tuvieron permiso para pasar unas horas junto a sus familias y por la noche quedaron concentrados.

El plantel no presenta ninguna baja, por lo que se espera que el entrenador argentino ubique el mismo once abridor que se impuso en suelo charrúa, que estuvo integrado por: Javier Burrai; Pedro Velasco, Darío Aimar, William Riveros, Mario Pineida; Gabriel Marques, Bruno Piñatares, Fidel Martínez, Emanuel Martínez; Damián Díaz y Jonatan Álvez.

Los boletos para éste crucial compromiso ya salieron a la venta, con los siguientes precios: General, 5 dólares; tribuna, 10; palco,15; y adicional de suite, 20 dólares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.