Prolifera la prostitución en pleno centro de la ciudad

0
493
Por lo menos una decena de trabajadoras sexuales se ubican en la Plaza Alfaro diariamente.

Las trabajadoras sexuales están más presentes cada vez en la Plaza Alfaro. Los moradores del sector piden mayor control, ya que temen que la oferta de sus servicios en la vía pública derive en problemas mayores.  

Pese a las medidas de seguridad adoptadas en el sector de ‘La Estación’, moradores y propietarios de algunos establecimientos comerciales relatan que aún se registra problemas de inseguridad; su preocupación principal se debe al  incremento de trabajadoras sexuales que frecuentan la Plaza Alfaro para ofrecer sus servicios.

Indicaron que en el 2016, tras una serie de protestas, fueron atendidos por las autoridades del Ministerio del Interior y Municipio, con quienes se llegó a compromisos para frenar la inseguridad que se presentaba en el sector. La instalación de una cámara de seguridad en la Plaza Alfaro y la presencia de personal policial fueron algunas de las medidas adoptadas; sin embargo, nuevamente hacen un llamado a las autoridades, debido a que la “prostitución” estaría atrayendo a uno que otro delincuente, libadores, incluso microtaficantes.

Guillermo M., propietario de un importante establecimiento comercial que funciona en la zona, señaló que la tranquilidad que imperaba en el sector durante algún tiempo nuevamente se ve afectada por el incremento de la prostitución en las calles. Esta situación ha generado  nuevamente “zozobra” entre los vecinos, quienes solicitan la prohibición y reubicación de estas ciudadanas.

Por lo menos una decena de trabajadoras sexuales se exhiben a un costado de la Plaza Alfaro, en espera de potenciales clientes. “Pasan todo el día hasta cerca de las 18h00. Algunas cuando concretan algo se las observa abordar vehículos con destino desconocido”.

En el sector funciona una carpa de la Policía, pero pese a ello las trabajadoras se apuestan en el punto anteriormente mencionado, con total normalidad.

Para el ciudadano Carlos Calderón, es imperante que se reubique y regule esta actividad, ya que  no solo atentan contra la moral de un sector en que existe una alta visita turística, sino que además podrían originan riesgos a la salud.

Lo moradores esperan prontas soluciones a esta problemática, que no ha podido ser frenada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui