Pesebres Riobambeños resumen Tradiciones

0
229
Pesebre del Club Cuba, es visitado por propios y extraños.

ELABORACIÓN. – Durante el mes de diciembre los pesebres han sido protagonistas de los hogares y de los espacios públicos. En Riobamba, los nacimientos atraen las miradas de quienes transitan por algunos barrios tradicionales de la ciudad, entre los más conocidos se encuentran: Niñito Cubanito, Familia Rúales Parreño, 21 de abril (Loma de Quito), Villa María, entre otros.

PESEBRES

Familias riobambeñas, han adoptado el armado de pesebres con espacios temáticos y de gran tamaño, cada uno con un distintivo que lo que caracteriza, aunque cada una de ellas adopta un estilo distintivo y particular que hace que cada nacimiento sea único, como el caso del Pesebre del Niño Cubanito, (Club Cuba), denominado así por la calle en la que se ubica.

Durante años, es parte de uno de los pesebres más atractivos de la ciudad, visitado por propios y extraños. Arturo Moreno fue el pionero en organizar esta actividad, de allí su familia es la encargada de armar el pesebre del que también los moradores del barrio se han apropiado de esta tradición y cada año se suman para realizar la novena.

Mas de 2000 piezas forman parte de este tradicional pesebre, en el que resalta artesanías, casas hechas de madera, plaza de toros, iglesia y hasta una rueda moscovita, también se encuentran la mayor parte de los animales y otros juguetes propios de los pesebres, decorar todo el pesebre toma entre dos y tres días, pero el tiempo invertido vale la pena porque para los vecinos lo más importante, además de mantener la tradición es la unión del barrio.

En las calles Pichincha y México, (esquina), como producto de la fe y la gracia de mantener intactas sus tradiciones, como lo ha hecho por cerca de 20 años la Familia Rúales Parreño, realiza el nacimiento en la ayuda de familiares, en donde se montan miles de piezas que se han ido recolectando a lo largo de los años y que muchas vienen de otros países.

Teresa Parreño, propietaria de la vivienda en donde se ubica este pesebre, mencionó que la satisfacción es que la gente llegue a su casa

Dio a conocer que, la elaboración de todos los edificios es hechos a la misma escala, medida del parque, Maldonado, Iglesia la Catedral, Municipio, Museo, SRI.

La finalidad, según comentó es que la ciudadanía que acuda no se olvide de su origen, sus tradiciones sus raíces, lo propio pretenden con los más pequeños del hogar.

Asi mismo, explicó que en la casa por tradición “nos gusta la música, familia de músicos por eso atrae estas iniciativas, ya organizamos un concurso de bandas, mariachis, en el que cada uno trae sus juegos, cuando viajaron a México, trajeron los mariachis de allá, porque nos gusta, entonces todos vamos poniendo un granito de arena”.

“Yo siempre les digo a las guaguas cuando hacemos el nacimiento, verán cómo se hace, verán como esta, como hay que guardar, tenemos un cuarto propiamente para guardar las cosas del nacimiento, armar el pesebre es una actividad muy laboriosa, pero tiene una gran recompensa, finalizó.

Hogares Riobambeños, aún conservan esta costumbre gracias a los conocimientos heredados por sus padres y abuelos. En los pesebres no solo se refleja la religiosidad, también el apego a las tradiciones con fiestas populares, juegos, vestimenta de pueblos originarios y distintas formas de vida.

Otro de los barrios reconocidos por la organización en estas fechas en el Barrio Villa María, en donde a diario es visitado este pesebre, que lo arman los moradores del barrio.

En torno a la escena del nacimiento del Niño Jesús, familias recrean una infinidad de escenarios a gran escala que, a más de la religiosidad, son el claro reflejo del diario vivir y las tradiciones locales e incluso extranjeras.

La costumbre ha dado un giro cuando el típico pesebre se ha convertido en una construcción repleta de creatividad y de fe.

Con similares características, la creatividad y la devoción que tienen los vecinos del sector Loma de Quito, hacen que la elaboración del pesebre de este sector se realice en un ambiente de unión y amistad, las luces y los animales son una característica, se reúnen para cantar, rezar la novena y hacer juegos.

Diferentes materiales se usan, desde material reciclado hasta objetos de plástico y elementos de la naturaleza. De una a dos semanas es el tiempo promedio que toma construir pesebres a gran escala. (13).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui