País: “Deuda pública ineficiente y cara”

0
171
Rosa Matilde Guerrero, máster en Economía y Micro finanzas.

Rosa Matilde Guerrero Murgueytio, nació en Riobamba, sus estudios superiores los realizó en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, donde obtuvo el título de Lic. en Ciencias Políticas y Sociales, Máster en Economía (Universidad Autónoma de México), Máster en Micro finanzas (Universidad de Alcalá de henares – España), PHD (C) (Universidad Anáhuac – México; Presidente de Finanzas y Cooperativas COOP.

El Foro de Economía y Finanzas Públicas presentó hace varias semanas al presidente de la república, Lenín Moreno, un análisis del Manejo de las finanzas públicas y de la evolución del endeudamiento público durante el período 2000-2017, preparado por profesionales del foro para el conocimiento del país y como una contribución analítica al actual Gobierno, con el objetivo de que tome las mejores decisiones a futuro.

¿Qué ha sucedido con la deuda pública en los últimos 10 años?

Rosa Matilde Guerrero, presidenta de Finanzas y Cooperativas COOP, indicó que como se observa a junio del 2010, el saldo total de la deuda pública ecuatoriana interna y externa bordeaba los 10.034 millones de dólares, en tanto que a enero del 2018, esto tan solo alrededor de ocho años después, se llegó a un nivel de 64.944 millones de dólares, se multiplicó en 6.5 veces, creció en 547.2%, pasó del 16% a más del 64% en relación a lo producido por el país en términos simples (PIB); en tanto, que ni las exportaciones, ni la inversión, ni los otros componentes del PIB, han crecido ni cercanamente en esa magnitud, hecho que da cuenta a primera vista que endeudarnos de esa forma no es sostenible porque no tendremos como pagar.

Utilización de las RI del BCE: Créditos de Gobierno y Banca Pública.
Estimación del saldo de la deuda pública a fines de enero del 2018.

¿Qué estrategia existió en estos 10 años que derivó en el endeudamiento?

Como miembro fundador del “Foro de Economía y Finanzas Públicas”, puedo indicar como se observó en la década pasada, se continúa en el mismo camino, se trata de una estrategia planificada desde las autoridades económicas al facilitar el endeudamiento y dificultar su entendimiento como mecanismo de financiar un gasto público que creció grandemente. Gasto público que ya lo ha dicho el Presidente en la década pasada; se invirtió en 640 obras públicas mal llamadas de envergadura que estuvieron sobrevalorados, con sobreprecios o se encuentran sin concluir; es decir, ha sido un gasto ineficiente, como se analiza en la primera sección del documento.

¿Cree usted que se cumplió con el marco legal para sobre endeudarnos?

El marco legal fue adecuándose para viabilizar el proceso de endeudamiento agresivo, cuyo objetivo era financiar un gasto fiscal gigante e ineficiente. Esta historia inicia en diciembre del 2008, cuando la Asamblea Legislativa aprobó la Ley de Seguridad Financiera y su Transitoria Octava que abrió las puertas para que el Banco Central venda al Ministerio de Finanzas a valor cero, los Bonos AGD que habían sido adquiridos durante la crisis bancaria de finales de los noventa del siglo pasado, simultáneamente a FINESEL (2008) se decidió no pagar los intereses de los Bonos Global 2030, cayendo en una mora técnica que luego se extendería a los Bonos Global 2012, una vez que estos tramos se declararon ilegítimos, para luego, con los recursos acumulados en los Fondos Petroleros, que fueron liquidados en abril del 2008 por un monto de 1.365 millones, equivalente al 3% del PIB del 2007, ejecutar una operación de recompra que hasta la fecha no se conoce en detalle.  Especial mención merecen el Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas en vigencia desde el 2 de octubre del 2010 y el Código Orgánico Monetario y Financiero aprobado el 2 de septiembre del 2014, permitieron el reciclaje de la llamada liquidez, convirtiendo al Banco Central en prestamista de última instancia, tomando depósitos del sector financiero privado y sector público bajo su custodia, para entregar créditos al Gobierno Central y a las entidades financieras públicas, deteriorando progresivamente su balance y la seguridad de los depositantes.

 En éstas circunstancias a futuro ¿Qué hacer?

Gestionar la deuda de forma adecuada, ampliar plazos, bajar tasas dentro de un programa macroeconómico integral y gradual que tenga como objetivo disminuir el empleo de mala calidad; esto significa, hablar con los organismos internacionales, crear condiciones amigables para la inversión extranjera, para los empresarios y la economía popular y solidaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui