Olmedo jugó bien pero no estuvo fino a la hora de definir.

Un partido que empezó ganando se tuvo que empatar casi al finalizar el partido, en donde el árbitro Roddy Zambrano, no le pitó una clara mano penal del defensa Caicedo, quien en su intento de rechazar, lo hizo con el brazo, pero no sancionaron la pena máxima.

El equipo riobambeño arrancó bien el cotejo, no tuvo inconvenientes, pues Delfín llegó a Riobamba “timorato” y sin querer jugar al fútbol y luego de un tiro libre cobrado por intermedio de Iván Brun, llegó a la cabeza de Muriel Orlando, quien peinó el balón que llegó a los pies de Esteban de La Cruz y con un “toquecito” introdujo el balón en el arco de Pedro Ortiz y se convirtió la primera conquista del partido.

En el minuto 38 del primer tiempo, un mal despeje del equipo “atunero”, la pelota llega a poder del jugador Caicedo, quien para poder “dominar” la bola, lo hace con el brazo izquierdo en una clara infracción penal, que no el árbitro, ni el juez de línea número uno señalan como penal y de esta manera perjudica al equipo que de haber logrado conectar el penal, otro hubiera sido el resto del partido.

La primera anotación del conjunto “Flipper” llegó justo en el minuto 45+6, cuando el árbitro solo dio cuatro minutos, un tiro libre de Sergio López sobró a todos, menos a la “Tuca” Ordoñez que puso su cuerpo para conquistar el gol, luego en el minuto 70 el jugador Pedro Pablo Perlaza “fusiló” a Iván Brun y ponía el “inmerecido” dos a uno, Olmedo no lo merecía

Olmedo bajó los brazos, pero en una jugada de los recién ingresados Fabio Durán y Kevin Mina, llegó el gol del empate y las ganas volvieron a los jugadores olmedinos que intentaron llegar con el tercer gol, pero no lo lograron, así terminó el cotejo jugado en Riobamba. GV

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí