El padre biológico de la joven fue quien denunció el abuso. / FOTO: REFERENCIAL

 

Relató que fue víctima de violación por parte de su padrastro desde que tenía 6 años de edad. Cuando cumplió 18 rompió el silencio, contó su calvario y el culpable fue denunciado.

Con base en las pruebas presentadas por Fiscalía, el Tribunal de Garantías Penales de Tungurahua sentenció a Juan Ángel V. A., a dieciséis años de privación de la libertad por el delito de violación perpetrado en su hijastra.

En la audiencia de juzgamiento, el fiscal de Violencia de Género, Lenin Mayorga, relató que (según la investigación), el hoy sentenciado aprovechaba que la madre de la víctima salía a trabajar para agredirla sexualmente.

Además, en su etapa de adolescencia, Juan Ángel V. A. la obligaba a mantener relaciones sexuales con él para concederle permisos para hacer deberes fuera de casa, por ejemplo. También, en varias ocasiones la menor presentó enfermedades del tipo venéreas a causa de los abusos.

Las constantes amenazas impidieron que ella lo denunciara, hasta que (gracias a un informe psicológico), se identificó lo que ocurría y se dio aviso a su padre biológico, quien presentó la denuncia en Fiscalía.

El informe médico-legal, el informe psicológico, el informe de entorno social, versiones, entre otros, fueron parte de las pruebas que llevaron al Tribunal a emitir la sentencia contra el acusado.

El delito de violación está tipificado en el artículo 171, numerales 1 y 2, del Código Orgánico Integral Penal (COIP) y aunque determina una pena privativa de libertad de diecinueve a veintidós años, los hechos de este caso ocurrieron antes
del 10 de agosto 2014, fecha en que entró en vigencia el Código actual, por lo que
fue sentenciado con el anterior. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.