El personal del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), fue el que ingresó primero a una vivienda, en donde se procedió a buscar indicios, logrando así hallar decenas de fundas que contenían droga.

Un segundo golpe al narcotráfico se hizo en la ciudad. Este sería el segundo caso que se hace en menos de tres días en la Sultana de los Andes, pues el primero fue en el barrio Tierra Nueva y el segundo en un local de recepciones que está cerca de las calles Venezuela y España, en donde recientemente funcionaba un centro de eventos que no contaba con los permisos de funcionamiento legales. Hubo tres aprehendidos. 

Dos allanamientos se efectuaron en Riobamba y hasta el mediodía de ayer, tres personas fueron detenidas para investigación, puesto que, en uno de los predios allanados, se localizaron alrededor de 500 a 600 gramos de pasta base de cocaína. Todo este trabajo fue realizado tras una investigación que duró cuatro meses, además se supo que el alcaloide era vendido presuntamente a estudiantes de una institución educativa de la ciudad, porque la mayoría de los que compraban eran jóvenes.

Son más de 2.000 a 5.000 dosis que fueron retiradas del mercado con un costo que pasaría de los 1.500 dólares.

Diego Pozo, jefe de la Unidad de Antinarcóticos de Chimborazo, manifestó que en el local allanado, en donde funciona una especie de salón de recepciones o karaoke, se encontró una cantidad considerable de una sustancia blanquecina que se trataría de cocaína. “Este caso le veníamos efectuando hace meses por medio de información en que la se presumía que se distribuía esta sustancia a media cuadra de una unidad educativa importante de la ciudad y todo esto se logró gracias a esa denuncia”, subrayó Pozo; destacó que no se estaría hablando de una organización delictiva, sino más bien de una red de microexpendedores que tenía a una persona encargada de proveer de la sustancia, otra de almacenarla y otros de hacer las entregas a los consumidores.

EN MENOS DE TRES DÍAS SE DECOMISÓ DROGA QUE ERA VENDIDA  EN SU MAYORÍA A JÓVENES.

El modus operandi de esta banda era por medio de llamadas telefónicas que hacían los pedidos y en los alrededores de una unidad educativa se hacía el cruce de manos en el que iba el alcaloide. “Son más de 2.000 a 5.000 dosis que fueron retiradas del mercado con un costo que pasaría de los 1.500 dólares”, afirmó el oficial.

Mauricio Yánez, fiscal que tomó procedimiento, comentó que fueron cuatro meses en los que los agentes estuvieron investigando el caso, porque conocieron que por el sector del colegio La Salle, varias personas asociadas entre sí, aparentemente vendían sustancias sujetas a fiscalización. “Se hicieron vigilancias y seguimientos y por eso se allanaron dos inmuebles, en los que se halló cerca de un kilo de base de cocaína que se comercializaba, además estarían cinco personas involucradas, dos de ellas, extranjeras, (venezolanos)”, sostuvo Yánez. (25)

Comunmente la base de cocaína tiene una apariencia rocosa, y posteriormente es licuada con otros elementos que la rebajan para que sea vendida, obteniendo así una ganancia mayor.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.