Masiva convocatoria para el acuartelamiento militar

0
324
Más de 400 jóvenes se presentaron al acuartelamiento militar 2018, primera llamada.

De forma masiva, jóvenes  procedentes de diferentes partes del país  acudieron a la convocatoria de acuartelamiento militar. 300 personas cumplirán con el Servicio Militar Voluntario en las diferentes unidades de la Brigada “Galápagos”.

Desde muy temprano, hasta el  Hospital Militar Básico de la Brigada “Galápagos”,  más de 400 jóvenes de entre  18 y  21 años, pertenecientes a la leva de 1999, se presentaron al acuartelamiento militar 201   8, primera llamada.  En compañía de sus familiares, e inclusos solos, los jóvenes procedentes de diferentes partes del país cargados maletas y sus cajas de madera, aguardaban en los exteriores del recinto  hasta que inicie el proceso de selección.

Carlos Anzules viajó desde Naranjito para presentarse a la convocatoria. Él manifestó que su sueño desde pequeño siempre fue portar el uniforme pixelado, y aunque ya culminó sus estudios secundarios, a futuro no descarta postular en alguna escuela militar.

La jornada inició con una ceremonia militar  presidida por  autoridades del  Centro de Movilización de Chimborazo y de la Brigada “Galápagos”. Después los postulantes pasaron diferentes filtros contemplados en la selección: el primer filtro fue la verificación de datos personales y antecedentes penales. Después, cada uno se sometió a los exámenes médicos, psicológicos. Solo quienes cumplieron con todo este procedimiento lograron quedarse. Existió  casos de ciudadanos  que aún no cumplían la mayoría de edad, otros no pasaron la  revisión médica; ellos tuvieron que volver a casa.

300 jóvenes cumplirán con el Servicio Militar Voluntario en las diferentes unidades de la Brigada “Galápagos”.

Pese a que ya no es un proceso obligatorio, Patricio Vallejo, jefe del Centro de Movilización, destacó que la concurrencia masiva principalmente se debe al deseo de los jóvenes de portar el uniforme y sobre contribuir con su país; a esto se suma situaciones como que los jóvenes no obtuvieron un cupo en las universidades, pero que ingresan al proceso, con el afán de en un futuro postularse en las escuelas militares o de policía.

En este sentido informó que en el 2017, en el trascurso de las tres convocatorias se acuartelaron  cerca de 2.200 jóvenes que cumplieron con el Servicio Cívico Militar.

Al ser calificados como idóneos, los jóvenes se trasladarán al Centro de Instrucción “Tapi”; ahí recibirán instrucción individual y serán distribuidos a cada una de las unidades orgánicas de la Brigada “Galápagos”. (12)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui