Los ecuatorianos retornaron de varias partes del mundo

El coronavirus paralizó el mundo. Todos los países de nuestra región suspendieron los vuelos internacionales hasta nuevo aviso. A partir del 16 de marzo, el COE Nacional interrumpió todas las operaciones aéreas con destino al Ecuador. Para lo que era indispensable cerrar las fronteras, pero había que permitir, en condiciones seguras y controladas, el regreso de los viajeros.

“Me siento muy satisfecho porque hemos logrado traer a casi 13 mil personas. Ha sido un trabajo arduo, en medio de un caos porque las aerolíneas no han estado operando con normalidad. Estoy agradecido con el personal de la Cancillería ecuatoriana, que ha demostrado dedicación, mística de trabajo y de servicio público.” afirmó el canciller José Valencia.

A través de la coordinación de la Cancillería ecuatoriana, de los consulados en el exterior y los coordinadores zonales en el país, se materializó la mayor repatriación de la historia del país.

Un total de 12.801 compatriotas regresaron desde el 17 de marzo, en 123 vuelos internacionales. Una cuarta parte de los vuelos fueron gratuitos y se obtuvieron 404 pasajes de cortesía para personas en necesidad. En ciertos casos, fue necesario organizar la movilización desde países y lugares remotos; los ecuatorianos han retornado desde 55 destinos, en cinco continentes.

En el marco de la emergencia, también se diseñó e implementó una plataforma digital para el registro de ecuatorianos en el exterior, gracias a la cual se pudo identificar con más facilidad a los grupos de atención prioritaria. Es así como han retornado más de 650 personas con discapacidad o enfermedades catastróficas, alrededor de 1.900 menores de edad, 600 personas de la tercera edad y 77 mujeres embarazadas.

La operación retorno no ha sido sencilla. Ha implicado la articulación de consulados y embajadas en el exterior y casa adentro, en la Cancillería, el trabajo del Viceministerio de Movilidad Humana y de las coordinaciones zonales. En nuestro país, el crucial control sanitario estuvo en manos del Ministerio de Salud, como autoridad sanitaria; el alojamiento para el APO fue manejado por el Ministerio de Turismo; el Ministerio de Gobierno y la Policía organizaron la seguridad de las llegadas y el control migratorio; y la coordinación con las aerolíneas y operaciones aéreas fue conducida por el Ministerio de Transportes y Obras Públicas y la Dirección de Aviación Civil.

En el cumplimiento de sus tareas, los consulados y embajadas se encontraron con restricciones propias de la emergencia sanitaria mundial que impedían dar soluciones inmediatas a las solicitudes de retorno y otros desafíos a los ecuatorianos que buscaban retornar al país.

A pesar de las dificultades y limitaciones presupuestarias y de movilidad, no solo se trabajó en los vuelos de regreso, sino que se apoyó a los ecuatorianos que requerían atención médica en el exterior, se buscaron lugares y albergues temporales y se gestionó la extensión de visas y plazos migratorios, entre otras acciones.

Desde de las 0h00 de lunes 1 de junio de 2020 se reanudaron (por disposición del COE
Nacional), las operaciones aéreas comerciales internacionales en el país.

La Cancillería concluye así la labor de repatriación impuesta por la emergencia mundial y
suspensión de vuelos.

Datos: Varios funcionarios consulares se contagiaron de covid-19 en su labor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.