MAESTROS/AS GUAMOTEÑOS QUE DEJARON HUELLAS EN EL SENDERO DE LA EDUCACIÓN.

0
151

Héctor A. Estrella N.

Guamote, hidalga y libérrima tierra, cuna de hombres y mujeres ilustres, joya incrustada en el Ande Milenario, tallada con místicos cinceles y exornada con la majestad hierática de sus primitivos habitantes, engalanada con flores primaverales, bendecida por la mano de Dios, le ha convertido a este rincón andino en un paisaje único y singular.

En apretada síntesis me permito mencionar nombres de aquellos maestros/as que vieron por primera vez la luz del día en esta edénica tierra, y que se inclinaron por la noble profesión de magisterio, innumerables niños y jóvenes se nutrieron de las sabias enseñanzas impartidas por preceptores de fuste que honraron su vida y exaltaron su nombre.

En esta pléyade de ilustres mentores nos encontramos con Luis H. Sancho, quien obtuvo el título de formalista en el Colegio “Juan Montalvo” a partir de ahí se inició como profesor, fundador y director de algunos establecimientos de nivel primario y medio, Inspector Escolar en las provincias de Chimborazo y Tungurahua. Ejerció el periodismo, dirigente clasista, asistió a diferentes Congresos Latinoamericanos de educación. Este insigne maestro fue un baluarte de la docencia, generoso, valiente, auténtico guamoteño, luchador incansable, con la fe puesta en el ideal de grandeza de nuestra Patria.

Rafael Avilés Moncayo, recibió esmerada educación en diferentes planteles, culminó el bachillerato en el Colegio “Maldonado”, estudió filosofía en la Universidad Central, luego se graduó de Preceptor Normalista en el emblemático “Juan Montalvo” Inició su carrera docente en su tierra natal, se desempeñó en calidad de Secretario-Profesor en la institución que le otorgó el título de educador. Generaciones de educandos dan testimonio de su vocación y entrega, autor de “Pedagogía de Sexto Curso”. Educación para el hogar y la comunidad”.

José Antonio Gallegos, estudió en el Normal “Juan Montalvo” culminó su formación profesional en la Facultad de Pedagogía y de Periodismo en la Universidad Estatal de Guayaquil. Se desempeñó con acierto en calidad de catedrático de algunos planteles del puerto, cultivó con mérito su calidad de artista en la música, fue calígrafo, haciendo de ello un arte en extremo. Su don de orador le permitió participar en representación de la clase de la docencia, dentro y fuera del país.

Tiene a su haber obras pedagógicas debidamente elaboradas: “Enciclopedia Ilustrada Ecuatoriana”, “Cartilla de educación para adultos”, “Cuadernos y Block únicos”. Autor de algunos poemas, uno de ellos premiado en Uruguay, aparte de ser colaborador en los diarios del país, una Escuela del Cantón Guamote ha perpetuado su nombre. Este original maestre llevó como norma el civismo, el deber y el patriotismo.

Dolores Avilés, maestra de elevados quilates, poseedora de méritos personales, profesionales, cívicos sin parangón en e1 ejercicio de la enseñanza, en la Universidad Central del Ecuador se graduó de Licenciada en CC.EE Especialidad Historia y Geografía. Ejerció la docencia y el rectorado del Colegio “Velasco Ibarra” y su nombre figura en el colectivo pedagógico de los fundadores del plantel. Su trayectoria de excelente maestra y administradora visionaria le permitió que el Ministerio de Educación demande de sus  servicios profesionales, en dicha cartera ocupó el cargo de Directora Nacional del Departamento Técnico Docente, experiencia de gratísima recordación. Esgrimió el principio de que el hombre que crea y produce es aquel que ha cultivado su corazón y su mente.

Francisco Villacrés Falconí, de la raigambre y la estirpe guamoteña, ilustre maestro de la música, ha interpretado pasillos y yaravíes del pentagrama nacional. Graduado en el Conservatorio de Música de Guayaquil, sus composiciones han sido muy aplaudidas, muchas de ellas grabadas, la función de docente ejerció en muchos establecimientos de la Costa, estos méritos y triunfos le han convertido en un paradigma del guamoteño que por sus esfuerzos y dedicación ha triunfado en el arte y la vida.

Rene Avilés, Licenciado en   especialidad Contabilidad por la Universidad Central del Ecuador. Se ha desempeñado en calidad de docente, Supervisor Provincial de Educación Media de Chimborazo, Jefe de Supervisión, Director Provincial de Educación, Rector de algunos Colegios de la ciudad de Riobamba, ha ejercido la función de preceptor en Colegios de la Capital.

Como funcionario del Ministerio de Educación se desempeñó como Asesor Técnico de la Dirección Nacional de Planeamiento. Elaboración y ejecución del Proyecto de Mejoramiento de la calidad de la Educación Básica, PROMECEB-MEC/ BID, y otras importantes funciones que supo cumplirlas con acierto, probidad y profesionalismo. Además, ocupo la dignidad de Presidente de la I. Municipalidad del Cantón Guamote, así como Presidente de ANSEDECH. Su responsabilidad, experiencia, ética demostrada, le permitió realizar algunos cursos de perfeccionamiento en calidad de becario en los países de Venezuela y Colombia respectivamente. Un maestro guamoteño que honró su nombre y su destino de educador.

Miguel León de aquellos maestros que encontró en la enseñanza su auténtica vocación y gozo en la realización plena de cada uno de sus discípulos. En el Centenario Colegio “Maldonado” alcanzó el título de Bachiller en 1962, a partir de ahí inicia su prolífica vida vinculada con la docencia, la política y el servicio comunitario, se desempeñó como preceptor del Colegio “Velasco Ibarra” de su patria chica, además, ocupó el cargo de Rector, dignidad que desempeñó con capacidad, dedicación, acierto administrativo, prestó también sus servicios profesionales en el Colegio “Benito Juárez” de la capital considerado por su desempeño laudable, como la voz presente del pasado.

Roberto Rodríguez Saltos. Historiador, compositor, profesor, escritor. Realizó estudios primarios en su tierra natal y en la Escuela “Rodrigo Icaza Cornejo” de Guayaquil, se graduó de Bachiller en el Colegio “República de México” de Quito. Se doctoró de Historia en la Universidad Central. Master en Gerencia Educativa en la UNIANDES. Realizó estudios de post grado en Chile y España. Dirigente estudiantil, presidente de la Asociación Escuela de Historia y Geografía, profesor en varias universidades. Cuarto a bordo de los 33 ministros de Iberoamérica Subsecretario y Ministro de Educación. Autor de 21 libros de Historia, así como de composiciones musicales. Articulista de la Revista Emprendedores, colaborador de la Revista Vistazo. Embajador de la Cultura en el mundo. En reconocimientos a sus méritos personales y profesionales, en Bolivia le entregaron la llave de la ciudad de Tarija, declarándole Huésped Ilustre.

El notable catedrático y escritor, demostró desde muy joven inigualable aptitud para escribir. Y escribe bien, además. Es sin duda un personaje de la cultura de nuestros tiempos y uno de los grandes valores de su tierra y de la patria.

Maestros/as de una extraordinaria arquitectura intelectual, moral, patriótica y cívica que merecen ser mencionados: Franco Zavala, Paco Polo, Aníbal Brito, Luis Calderón, Pedro Figueroa, Enrique Campoverde, Vicente Philco, Laura Alarcón, Teresa Ruíz, Umbelina Zavala, Flor Campoverde, Piedad Estrella, por su desempeño meritorio, ya sean como docentes, directivos, cultores del arte y la literatura. Y este ha sido el camino de aquellos maestros/as que empezaron a caminar hace algunos años por la senda de la educación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui