Luces y sombras de Moreno

0
166

Francisco Rosales Ramos

(El Comercio)

A los 11 meses de gobierno del presidente Moreno, viene a la memoria que Clemente Yerovi, en apenas seis meses, reordenó al país luego de la junta militar de 1963.

Hay un ambiente de libertad, paz y sosiego que contrasta con la crispación, el atropello y el insulto instaurados en 2007. El gobierno se ha propuesto convencer y no imponer. Se han terminado las cotidianas cadenas de radio y TV que interrumpían cualquier programa para insultar y denigrar a todo aquel que pensaba distinto. Los órganos de control y algunos jueces, aunque tímidamente, han dado pasos para investigar groseros casos de corrupción. Se han revelado múltiples obras de relumbrón ejecutadas por razones puramente políticas y a costos que superan en varias veces los reales. Programas llamados emblemáticos -como Yachay – han sido una verdadera estafa y con pobres resultados. Y la más importante: con la reforma constitucional de febrero, se han sepultado – ojalá definitivamente – los afanes inmorales de perpetuación, del caudillo y su camarilla.

De otro lado, las declaraciones no se han concretado en leyes que reformen las mañosas normas introducidas en el Código Penal, Ley de Contratación Pública, Ley de Comunicación, Código Monetario y Financiero, Ley de Régimen Tributario, Ley de Compañías, Código de la Función Judicial, para nombrar unas pocas, que han permitido la concentración del poder, la gigantesca corrupción, y la persecución a periodistas y medios..

Las relaciones internacionales se siguen manejando con las orientaciones e intereses de la década pasada, produce mensajes contradictorios, y su cabeza, la canciller, dedicada a su promoción personal para la presidencia de la Asamblea General de la ONU.  Pero, presidente Moreno: cuenta con el apoyo de la ciudadanía para la recuperación económica y moral de la nación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui