Los pasos al costado

0
193

Fernando Cazón Vera

(Expreso)

Antes de viajar a Chile para estar presente en el cambio de mando que posesionó a Piñera, Lenín no solo que fue pidiéndole a Pepe Serrano, involucrado en el audio revelado por Baca, que “dé un paso al costado” (cosa que hizo, pero por la decisión unánime de la Asamblea), sino que dejó entrever además que la “morenización” de su gobierno seguiría adelante, luego de haber comenzado por mandar a sus casas a los ahora exministros De la Torre y Parodi, por pecados pasados y recientes.

Sin embargo de esta promesa renovadora, desoyendo a los que mantienen el principio de que “más vale un malo conocido que un bueno por conocer”, los sectores políticos que pueden llamarse ahora de oposición, aunque digan que están “en compás de espera”, temen que los cambios hagan decir que “fue peor el remedio que la enfermedad”. Y ello porque Moreno seguiría acudiendo, incluso para nombramientos en el cuerpo diplomático, a los excorreístas que se han pasado al nuevo régimen…

Mientras tanto la Legislatura ha levantado cierto optimismo entre el colectivo nacional integrado por diversas corrientes ideológicas, de que esta vez sí se va a aplicar el eslogan que, paradójicamente, puso de moda Rafael Vicente: “prohibido olvidar”. Y, de esta manera, saldrían a la luz los responsables de la pérdida de miles de millones que la corrupción le arrebató al Estado, no solo castigando a los ya acusados sino logrando que algo de ese dinero vuelva a las arcas fiscales. Por más que recordemos otro adagio popular que afirma lo de que “lagarto que traga no vomita”.

Hay la propuesta de que se aproveche la oportunidad para que no solamente se cambie de funcionario en la Supercom sino para que esta entidad sea eliminada y, consecuentemente, también se deje sin efecto a la llamada “Ley Mordaza”, que se aplicó con tanta saña contra los medios de comunicación independientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui