Libro Riobamba: ciudad y representación

0
342
Arq. Patricio Zárate, Director de Gestión de Patrimonio, Dr. Franklin Cepeda Astudillo, autor del libro Riobamba: ciudad y representación, Srta. Micaela Lema, Reina de Riobamba; Arq. Diego Villacís, Director de Ordenamiento Territorial. Fotografía: Cortesía de JR Producciones.

El día jueves 15 de abril, en horas de la noche, tuvo lugar la presentación del libro Riobamba: ciudad y representación, tercer volumen de la colección Testigos de la Historia, editada por el Municipio contando con el respaldo, para esta nueva entrega, de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo de Chimborazo.

El programa, realizado en el Salón de la Ciudad, contó con las intervenciones de los Arquitectos Patricio Zárate, Director de Gestión de Patrimonio, Diego Villacís, Director de Ordenamiento Territorial, en representación del Gobierno Municipal, y del Dr. Jorge de la Torre en representación de la Casa de la Cultura. Los comentarios de presentación estuvieron a cargo del Arq. Alfonso Ortiz Crespo, historiador y ex cronista de la ciudad de Quito; del Lic. Ignacio Ramos Mancheno, historiador y promotor del proyecto editorial Testigos de la Historia. Como invitados especiales estuvieron presentes los historiadores Rosario Coronel y Álvaro Mejía, quien, en su condición de Procurador de la Universidad Andina Simón Bolívar ofreció su parabién al autor de esta nueva publicación, Magíster y Doctor por dicha casa de estudios.

En el evento, al que asistió un numeroso público, estuvo presente la Reina de Riobamba, Srta. Micaela Lema, así como varios artistas y fotógrafos cuyas obras enriquecen las páginas del libro entregado: Fabián Latorre, Robert Orozco, Mario Murillo, Salvador Bacón, Rafael Gutiérrez, Marcelo Miller, Juan Ramón González, entre otros.

El volumen, de 188 páginas en amplio formato e impresas a todo color, propone un recorrido “de Liribamba a nuestros días”. A partir de un documentado tratado central, el lector se aproxima al decurso de Riobamba desde sus orígenes apreciando en forma paralela un extenso repertorio de planos, mapas, dibujos, fotografías, relatos, crónicas y otras formas de representación expuestas en orden cronológico.

El autor junto a los historiadores Ignacio Ramos, Álvaro Mejía. Fotografía: Cortesía de JR Producciones.

Según se anunció, el próximo proyecto de la colección Testigos de la Historia se denomina Riobamba: Imagen y testimonio y comprende tres tomos, de 300 páginas cada uno, con fotografía histórica y contemporánea acompañados de artículos introductorios y selecciones de prensa, literatura, historia y otros componentes que ofrecerán un novedoso referente para el conocimiento y estudio de los procesos históricos de la capital de Chimborazo. En tal sentido se realizó la entrega de una carpeta promocional con la invitación a suscribirse a la nueva publicación.

Comentario de Alfonso Ortiz Crespo, ex cronista de la ciudad de Quito

“Al salir de Ambato para ir a Cuenca se atraviesa el puente y el pueblo de Quero, el páramo de Sabañag, la aldea de Ilapo, el llano de Tapi; al salir de éste se pasa por las ruinas de Riobamba, que fue destruida el 4 de febrero de 1797 por un terremoto.

Los habitantes que escaparon con vida de los estragos de este cataclismo trataron de fundar otra Riobamba en el llano de Tapi. Este poblado se va formando lentamente, como si bajo la amenaza de las sacudidas del Chimborazo, del Carihuairazo, del Tungurahua y del Altar, volcanes que le rodean por todas partes, temiese verse de nuevo aplastado bajo las masas incandescentes que lanzan esos colosos de los Andes.

Las minas de la antigua Riobamba se adivinan más bien que se ven. Esta tierra desolada inspira tal amor a algunos de sus habitantes, que éstos han preferido correr el riesgo de verse sepultados como lo fueron sus padres, antes que abandonar los manes de las personas amadas. Así, las chozas míseras que hay por allí adquieren cuando se las contempla, la belleza de esos altares que evocan el culto a la amistad y el amor a la patria.”

He querido iniciar esta corta intervención a la distancia con esta cita de hace más de dos siglos, en la cual se destaca el profundo amor al terruño, sentimiento y pasión que es característica de los riobambeños y en especial de Franklin Cepeda Astudillo, autor del magnífico libro que hoy se presenta.

El texto citado, lo he hallado en EL VIAJE DE GASPARD-THÉODORE MOLLIEN POR LA REPÚBLICA DE COLOMBIA EN 1823, en el cual se hace una descripción del viaje de Quito a Cuenca, tomada a su vez del Viaje de Francisco José de Caldas, manuscrito del año 1805. Recordemos que este científico y patriota granadino fue fusilado por el militar español general Pablo Morillo, quien al recibir diversas peticiones de indulto para Caldas, manifestó ¡España, no necesita sabios!

La obra RIOBAMBA, CIUDAD Y REPRESENTACIÓN es una valiosísima investigación histórica, con numerosas imágenes que la enriquecen, no como mero adorno, sino como documentos fidedignos con su propio valor informativo y evocativo de una ciudad que cambia y se desarrolla.

Este libro constituye una valiosa reflexión sobre el origen y devenir de una ciudad que ha sabido superar dos grandes catástrofes telúricas, y levantarse altiva, convirtiéndose en corazón de la patria, pues en ella, aún en proceso de consolidación urbana, se celebró la primera asamblea constituyente que dio a luz un país llamado Ecuador, en 1830.

Felicito al autor por su tenacidad y compromiso. Por su rigurosidad académica y pasión. Igualmente debo reconocer la sensibilidad de las instituciones que hicieron posible que esta obra se editara con la calidad que se merecen los temas tratados. Obras así también se merecen los múltiples y variados lectores que gozarán de ella y la utilizarán como referencia fundamental.

Para terminar, me tomaré la libertad de parafrasear y darle la vuelta a la frase de Morillo: ¡Ecuador, si necesita sabios! y estos, deberían ser como Franklin Cepeda Astudillo… Muchas Gracias.

Comentario de Ignacio Ramos Mancheno, Promotor del proyecto Testigos de la Historia

Es propio de gente culta asistir a este tipo de eventos: confirmamos entonces que en nuestra sociedad hay interés, motivación e inquietudes en bien de enriquecer conocimientos sobre la historia de Riobamba. Es propio de riobambeños que aman a la tierra en que nacieron el hacer algo por ella, el preocuparse por su progreso, por superar los problemas existentes y pensar en presente y futuro en bien de una ciudad patrimonial, majestuosa, moderna y altiva. Y es propio de intelectuales e historiadores como el Dr. Franklin Cepeda Astudillo, dar a la ciudad buenas noticias y grandes aportes, y esta vez con la publicación del libro: “Riobamba, ciudad y representación”.

Y qué mejor tener estas buenas noticias, que nos enorgullecen y motivan como riobambeños y que son un mérito forjarlas en tiempos difíciles en un país en donde abundan las noticias sobre corrupción, mentiras y engaños al pueblo, en donde ya no es novedad que tras cada puerta que se abre aparezcan cómplices, encubridores y demás actores de la miseria humana que ha contagiado a miles y a entontecido a muchos más en torno al dinero mal habido y a las prácticas alejadas de las buenas costumbres.

Por eso, volver los ojos a nuestra historia es una invitación a reflexionar sobre nuestro pasado y sus actores, sobre las acciones heroicas, los grandes proyectos, a veces los sueños e ideas inconclusas. Es hacer memoria de la vida de grandes hombres y de mujeres luchadoras. La historia de Riobamba ha dado lecciones al país y al mundo y es para las presentes generaciones una inyección de optimismo, ejemplo y motivación para honrar la memoria de nuestros mayores.

La ciudad en que hoy vivimos es el resultado de un proceso de siglos; de la fusión de ideas y costumbres, de culturas y propuestas. Esta urbe, asentada en una hermosa planicie, con paisaje único que muestra las maravillas de la creación de Dios, es el producto del intenso trabajo de miles de familias, del acierto de autoridades pensantes, y a veces hasta de los errores de quienes tuvieron la oportunidad de servir a la ciudad, pero lamentablemente fracasaron.

El libro: “Riobamba, ciudad y representación”, que ha demandado años de investigación, tenacidad y esfuerzo, recoge de manera apropiada siglos de historia representados en los gloriosos nombres de: Liribamba, Ricpamba, Santiago de Quito, Villa del Villar Don Pardo, ciudad Bolívar y San Pedro de Riobamba. La obra explica todos estos procesos históricos, esclareciendo hechos y suscitando debates en pro de nuevas etapas de investigación y búsqueda constante de más elementos que permitan continuar conociendo nuestros orígenes.

Planos, mapas, pinturas, acuarelas, ilustraciones y fotografías, se destacan en este libro. Fascina observar las primeras representaciones de la Riobamba dibujada por Guamán Poma de Ayala; el plano de la antigua ciudad trabajado por Pedro Nolasco Yépez. Las propuestas para el reasentamiento de 1799 y, sobre la base de la nueva tecnología, hasta la forma cómo hoy se aprecia a Riobamba desde los satélites, Google maps y la utilización del GPS.

Grandes científicos y visitantes de Riobamba, como Jorge Juan y Antonio de Ulloa, el P. Mario Cicala, Alexander Von Humboldt; y sabios riobambeños como el p. Juan de Velasco, describieron a la ciudad, explicando su conformación, calles, plazas, costumbres, vivencias, paisaje. El libro recoge estas visiones de quienes conocieron la ciudad y su gente.

Considero que esta obra ha sido acertadamente configurada, diseñada y diagramada. Este libro es el plano que le hacía falta a la ciudad, un plano que identifica el posicionamiento de la urbe en el contexto nacional; un plano que al mismo tiempo es el espejo que refleja nuestra realidad y un plano que nos llama a pensar sobre la responsabilidad que tenemos como habitantes de esta ciudad. Libro de lujo, digno de Riobamba. Impresión de calidad que garantizará su durabilidad y permanencia en el tiempo; 188 páginas de gran contenido, amena lectura e ilustraciones llenas de color y vida.

La obra que esta noche se entrega va más allá de lo señalado; avizoro que las expectativas planteadas por su autor serán superadas; el lector crítico y constructivo, se sentirá motivado al revisar la obra una y otra vez, preocupado por hacer del conocimiento una práctica permanente; el libro suscitará iniciativas que llevarán a continuar rescatando nuestra identidad y poniendo en valor todo aquello que viene de Riobamba y es de Riobamba.

Motivo a que los responsables de la educación de niños y jóvenes, consideren a esta obra como un libro de consulta, investigación y aprendizaje, dejando de lado las lecturas obligatorias sobre prácticas que no nos pertenecen y biografías de seres humanos que en lugar de construir destruyeron países con ideologías sin sentido y utopías políticas que empobrecieron pueblos y naciones.

En estos años, Riobamba va recuperando aquellas buenas costumbres de la publicación de obras, revistas y folletos que, por ejemplo, en las primeras décadas del siglo xx vieron la luz gracias al esfuerzo de intelectuales que se afanaron por dejarnos sus conocimientos, los cuales hoy persisten con absoluta validez y son eje de investigaciones contemporáneas. Este tiempo ha sido muy fructífero, y así deberá continuar, como el momento histórico en el cual instituciones públicas como el municipio de Riobamba y la Casa De La Cultura Ecuatoriana Núcleo de Chimborazo, y la empresa privada, han invertido recursos económicos para la edición de estos libros que son ya un referente local y nacional.

Agradezco una vez más a Franklin Cepeda Astudillo por el libro que hoy se entrega a Riobamba. Le motivo a seguir adelante con la bendición de Dios y el convencimiento de que este gran esfuerzo en pro de nuestra historia ya ocupa un sitial preponderante en ella. Reitero el agradecimiento a la Dirección de Gestión de Patrimonio del Municipio de Riobamba encabezada por los arquitectos Diego Villacís y Patricio Zárate; al Alcalde de la ciudad, Dr. Napoleón Cadena; al Ing. Guillermo Montoya, director de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo de Chimborazo.  Es grato saber y ver, que el recurso público se invierte en este tipo de obras que significan: historia, cultura, identidad, patrimonio y conocimiento. Gracias por su atención. (01)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui