Las peleas callejeras

0
70
Editorial

Educativa Juan de Velasco por el sector de las canchas de Bellavista de esta ciudad con barra y espectadores  incluidos y lenguaje de arrabal. No se observa cómo terminó el lío y se desconoce si llegó la Policía para calmar la riña y separar a las bronquistas.

Lo que sí se conoce es que estas riñas callejeras de estudiantes de ambos géneros son frecuentes en diversos sectores de la urbe cercanos a las instituciones educativas en donde se dan cita para dirimir sus diferencias a puñetazo limpio. El diálogo y los buenos modales o simplemente comportamientos racionales de personas civilizadas se esfumaron en estos y otros escenarios estudiantiles y de la sociedad en general.

A propósito del video subido a las redes,  los directivos del establecimiento educativo en mención emitieron un boletín de prensa en el que demandan y exhortan “a los medios de comunicación y personas particulares que manejan plataformas digitales que antes de publicar cualquier información sea previamente contrastada y verificada para evitar que se produzcan daños morales, sociales, civiles y educativos que empañan la imagen institucional y de quienes formamos parte sustancial de la misma”.

Más allá de que el escandaloso video sea de una riña ocurrida en junio del 2007 y de que con justa razón se condene y se rechace este “tipo de difusiones que atentan al prestigio y buen nombre de la institución que con imponderables méritos lo ha conseguido durante sus sesenta y dos años de vida institucional”  el deplorable suceso nos invita como sociedad a reflexionar sobre la necesidad de introducir cambios en la educación, en los comportamientos culturales, en la violencia  interpersonal que se genera en los modelos de crianza de las familias donde hay mucha violencia y, acaso,  exceso de castigo a la niñez; en la valoración positiva del machismo que es  hasta  bien visto, sobre todo,  por parte de los varones.

Sin descartar que este comportamiento de los estudiantes se lo debe enfrentar desde la educación y la cultura, hay que tener en cuenta que este tipo de riñas pueden estar asociadas al consumo de sustancias estupefacientes ligado a la cadena criminal de narcotráfico, fuente articuladora de mucha violencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.