El gendarme trabajaba en Guayaquil y falleció en Quito por el COVID-19

Con una calle de honor como símbolo de despedida a su héroe, se recibieron las cenizas del Cabo Segundo de Policía Edwin Fernando Villagómez, quien falleció en Quito a causa del terrible coronavirus.

Con lágrimas en sus ojos, los familiares y allegados de gendarme que pereció en Quito, recibieron la urna que contenían sus cenizas.

El gendarme por más de 12 días luchó por su vida para vencer al tenaz coronavirus.

Recordemos que la vida de Villagómez se extinguió en Quito en la mañana del martes alrededor de las 08:00 h.

Al uniformado lo ingresaron en el área de terapia intensiva por las complicaciones causadas por el virus, en el Hospital de la Institución del Orden.

Tras la confirmación de su deceso, se siguieron los protocolos y se le informó de la trágica noticia a su esposa y allegados.

Luego de ello lo cremaron para que sus restos sean trasladados hasta la Sultana de los Andes.

Una delegación de la Policía Nacional llegó hasta el barrio Urdesa Norte (Riobamba), en donde los padres del uniformado recibieron las cenizas de su ser amado, la escena fue desgarradora, ya que rompieron en llanto.

Cabe indicar que Villagómez trabajaba en Guayaquil, específicamente en el aeropuerto José Joaquín de Olmedo en la Unidad Nacional de Investigación de Delitos Transnacionales (Unidt).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.