La tragedia hizo que los pueblos se levanten y mantengan unidad

0
94
Uno de los íconos de Pedernales en su playa central

El pueblo de nuestro país se levanta, la crisis del terremoto hizo que se mantengan más unidos.

En una visita y recorrido que realizamos como parte del medio de comunicación a las provincias de Manabí y Esmeraldas, los sectores de La Concordia Quinindé y Pedernales el pasado mes de julio.

Observamos que luego de cuatro años de sucedido el terremoto del 16 de abril del 2016 que destruyó ciudades, las familias se levantan poco a poco.

En algunos sectores las familias vivían de la producción agrícola y pecuaria especialmente La Concordia y Quinindé.

En Pedernales sus habitantes estaban más dedicados al turismo por sus muy bonitas playas y su clima tropical, también un  poco a la pesca tanto en el mar como en los ríos que se puede observar a lo largo de la vía.

Expresan los habitantes que  el movimiento telúrico destruyó sus ciudades, Pedernales fue uno de los lugares más afectados a más de Manta, Portoviejo, Bahía de Caraquez entre otros sectores.

En la visita que realizamos el pasado mes de julio observamos que la población de Pedernales se levantaba poco a poco, la gran infraestructura hotelera que tenía se destruyó y fue necesario levantarse de cero.

Las autoridades construyeron un monumento para recordar esa fecha de la historia de su pueblo, está en la playa  central.

Constan los nombres y apellidos de las personas que fallecieron la noche del 16 de abril, se puede observar familias enteras.

En los diálogos que pudimos mantener con algunos sobrevivientes, se escuchó al mismo tiempo la alegría de estar con vida.

Pero se nota en su rostro la tristeza porque tuvieron que despedir a sus hijos, hermanos, padres, o familiares que fallecieron y fueron sacados sin vida de los escombros de sus domicilios.

Ahora se puede observar que las familias tratan de instalar sus negocios en algunos casos los mismos que tuvieron antes de la tragedia.

Ofrecen espacios de atención hotelera, no en las mismas condiciones que hace cuatro años, pero sí con el mismo entusiasmo que tenían en su tierra natal.

Ahora hace falta más infraestructura física, mejorar sobre todo los sistemas de alcantarillado que se destruyó.

También que las autoridades apoyen con más recursos para invertir en lo que son edificios y locales donde las familias puedan desarrollar sus actividades turísticas. (09)

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.