¿La salud del pueblo es la suprema ley?

0
232

En una entrevista  en la televisión local, el asambleísta Corozo hizo duras denuncias sobre el Hospital Provincial  General  Docente de Riobamba y al referirse a la cocina y alimentación que se brinda a los pacientes  y a otros ambientes  y servicios, realizó puntualizaciones dramáticas que reflejan el estado actual de deterioro  de esa casa de salud,  que constituyen  una amenaza para la salud de la población chimboracense y bolivarense.  Al ser preguntado  el Asambleísta sobre el hospital del Seguro Social, tuvo expresiones  menos dramáticas, pero igualmente preocupantes.

Al parecer,  la conocida frase” La salud del pueblo es la suprema ley” en estas casas de salud, no tiene mayor validez pese al mandato constitucional que en el Art. 32, textualmente dice: “La salud  es un derecho que garantiza el Estado…mediante el acceso  permanente, oportuno y sin exclusión a programas, acciones y servicios de promoción y atención integral de salud,  sexual y salud  reproductiva.”  Y luego añade: “La prestación de los servicios de salud se regirá por los principios de equidad, universalidad, solidaridad, interculturalidad, calidad, eficiencia, eficacia, precaución  y bioética, con enfoque de género y generacional”.

Hermoso postulado constitucional que, por lo menos, en los hospitales públicos y del IESS  de Riobamba, al tenor de las declaraciones del Asambleísta Corozo,  han ido a parar al tacho de la basura de Alianza País, facción política de la cual el legislador se proclama ser miembro.

Esperemos que la visita oficial  realizada “en territorio”   por el  Asambleísta nombrado, junto con la Gobernadora  provincial, traiga decisiones y acciones en beneficio de estas casas de salud    a fin de que la salud del pueblo sea  una realidad de la política estatal en beneficio del pueblo, más allá de las líricos, cuasiliterarios articulados de la Constitución de Montecristi.

Esperemos que las visitas “en territorio”  del dúo dinámico, se extiendan a otros territorios que tienen que ver con la salud de lo más preciado de la Patria, los niños (Hospital Alfonso Villagómez),   de las personas adultas mayores (Hospital Geriátrico Bolívar Argüello) y de las casas y centros de salud  de la provincia,  espacios donde también puede afectarse  los derechos de las personas  y grupos de atención prioritaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui