“LA DEFENSORÍA PÚBLICA”

0
83

Ab. Eduardo David Gallardo Rodas, Msc

“Nulla interim nudentur praesidiis Iustitiae”,  “Sin Defensa no hay Justicia”;  es el lema de la Defensoría Pública y definitivamente debe ser algo incuestionable.

La Constitución vigente en su Art.191, es muy clara al elevar a rango constitucional a la Defensoría Pública como un organismo autónomo de la Función Judicial, dando cumplimiento a los pactos internacionales de derechos humanos de los cuales el Ecuador es suscriptor. Ergo de esta manera se busca garantizar el debido proceso conforme lo establece el Art. 76, el derecho a la defensa, el derecho a la tutela judicial efectiva de las personas que estén implicadas en cualquier proceso. Pues se debe tener muy claro que un sistema estatal que no otorgue garantías y actúe con la sola aplicación de la fuerza, indefectiblemente convierte al presunto infractor, en una víctima de ese Estado.

La Defensoría Pública es la institución responsable de otorgar defensa y asesoría legal gratuitas a las personas que por su condición económica, social o cultural no pueden pagar los servicios de un abogado privado.

Pero se debe tener presente que la indefensión va más allá de la carencia de un abogado, los derechos se garantizan con una Defensoría Pública solida ergo es trascendental fortalecerla pues indefectiblemente esta institución llegó para equilibrar la justicia.

El Art. 191 de la norma suprema establece que la “Defensoría Pública estará representada por la Defensora Pública o el Defensor Público General y contará con recursos humanos, materiales y condiciones laborales equivalentes a las de la Fiscalía General del Estado”, situación que en la prácticamente NO se cumple, pues por poner un ejemplo, las remuneraciones de Defensoras y Defensores está muy por debajo de las y los Agentes Fiscales.

Ergo, es obligación del Estado, tomando en cuenta, que su principal deber es respetar y hacer respetar la Constitución, que se cumpla con todo lo garantizado por la norma suprema para la Defensoría Pública, para fortalecerla y garantizar el equilibrio de la justicia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí