LA CORTE CONSTITUCIONAL COMO “MAXIMO ORGANIZMO DE CONTROL”

0
162

 Raúl Obregón Álvarez

Según lo establecido en la Constitución de 2008,  la Corte Constitucional del Ecuador es el máximo órgano de control, interpretación y administración de justicia constitucional.  Es un órgano autónomo e independiente de los demás órganos del poder público con jurisdicción a nivel nacional. Tiene su sede en la ciudad de Quito.

Tras su creación en el 2008, este órgano reemplazó al antiguo Tribunal Constitucional, de conformidad a lo dispuesto en la quinta disposición transitoria de la Constitución, con la cual todos los bienes del antiguo Tribunal se transfirieron a la Corte, así como su personal de funcionarios y empleados.

Los miembros de la Corte Constitucional no estarán sujetos a juicio político ni podrán ser removidos por quienes los designen. No obstante, estarán sometidos a los mismos controles que el resto de autoridades públicas y responderán por los demás actos u omisiones que cometan en el ejercicio de sus funciones.

En casos de destitución, esta será decidida por las dos terceras partes de los miembros de la Corte Constitucional (es decir por ellos mismo). El procedimiento, los requisitos y las causas se determinarán en la ley.  La Corte Constitucional estará integrada por nueve miembros que ostentan el título de juezas o jueces que ejercerán sus funciones en plenario y en salas de acuerdo con la ley. Desempeñarán sus cargos por un periodo de nueve años, sin reelección inmediata y serán renovados por tercios cada tres años.

Los principios constitucionales, tal como se los entiende en este contexto, son construcciones históricas incorporadas al Estado de derecho y al funcionamiento de una sociedad democrática… ¿Cuál es la esencia del estado constitucional de derechos y cuál es el rol de los jueces?  Como ciudadanos lo menos que podemos pedir es que se sostenga la vigencia irrestricta de los derechos fundamentales que no son otra cosa que los principios constitucionales porque son el resultado de largas luchas sociales de hombres y mujeres que no merecen ser traicionados… Productos humanos como la democracia y la Constitución necesitan de esfuerzo, moralidad y atención constante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui