LA APATÍA SOCIAL

0
161

Héctor Cárdenas Mazón

El ser humano empezó sólo su existencia, pero muy rápido gozó de la compañía de Eva. Más tarde asomó una familia. De la familia, una tribu. De la tribu, un pueblo. En ese contexto el hombre desarrolló su existencia. Nunca vivió sólo. Necesitaba la compañía, el esfuerzo, el sostén de sus vecinos para sentir la seguridad de vivir. Se construyó la sociedad, ese conjunto de personas que se relacionan entre sí, de acuerdo a unas determinadas reglas y que comparten una misma cultura o civilización en un espacio o un tiempo determinados.

La naturaleza gregaria del ser humano se expresa en los pueblos primitivos cuando su necesidad de alimentos les impulsa a la caza, más tarde a la agricultura, poco después a la ganadería. Y más tarde a la guerra para defender sus pertenencias.

Aquella herencia atávica nos compromete a vivir en sociedad.

En el barrio que vivimos, es indiscutible que necesitamos de nuestros vecinos. Nuestro hogar no es solo la familia en donde disfrutamos la vida, sus alegrías y tristezas, también lo es el barrio que escogimos para vivir. Ese vínculo de hogar nos hace sentir respaldados en nuestras tareas humanas.

Desgraciadamente he visto con desasosiego esa apatía a la convivencia social, en muchos habitantes de diferentes estratos sociales. Sus hogares son un candado a las invitaciones de sus vecinos para reclamar derechos, para el cumplimiento de deberes, para hilvanar ese tejido social alegre en ese espacio que nos donó la vida. Y más que apatía, creo ver que esa indiferencia penetra en la antipatía, ese rescoldo de resentimiento social que carcome las sociedades.

En el escenario de angustia nacional por el gigantesco puñal de la corrupción que nos corroe el alma y que no sabemos el final, es menester que nos unamos los vecinos, que  arropemos nuestro sufrimiento bajo una misma bandera. No es difícil que nos toque vivir como nuestros hermanos de Cuba o Venezuela. Mi alma se estruja de miedo. Yo necesito de mis vecinos para enfrentar juntos ese miedo a un nuevo modelo social que ya apareció en la patria hace más de 10 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui