Innovación

0
164

Roberto Passailague

(Expreso)

Hace un año, bajo el título de “Revisemos el Sistema Educativo”, desde mi columna escribí que “Los países mejor evaluados en sus sistemas educativos, no son los que tienen más días de clase al año, mayor carga horaria, muchas tareas o un sistema estandarizante, ni siquiera los que más invierten en educación”

Tomé como ejemplo a Finlandia que inicia la escuela a los 7 años, con un promedio de 275 días de clases anualmente, 5 o 6 horas de clases diarias, con un currículo flexible, y llegó a ocupar por algunos años, el primer lugar de las evaluaciones educativas mundiales. Múltiples factores influyen en sus logros, siendo los principales los profesores, la familia y la sociedad, trilogía que marcan un entorno de honestidad y respeto, con sólidos principios y valores. Los profesores comentan “Aquí no tenemos tantas normas, podemos elegir cómo enseñamos y tenemos más libertad. Pero esto significa también más responsabilidad”. La autoridad educativa no estandariza ni lo reglamenta todo.

Las Escuelas Jesuitas de Cataluña también están marcando la pauta en la innovación educativa, con un sistema parecido al de Finlandia, pero adaptado a la cultura latina – española, con procesos que evolucionan la metodología, sin horarios de clases ni exámenes conforme lo concebimos en nuestro sistema escolarizado, sino en base del aprendizaje constructivista grupal de influencia social, por proyectos científicos interrelacionados.

Funcionarios de colegios particulares de Guayaquil asistirán a talleres de inducción y visitas de observación a Finlandia y Cataluña, para conocer el sistema educativo y adaptar las innovaciones en sus instituciones. Esperamos que a su retorno puedan adaptar e introducir las innovaciones educativas en nuestro sistem  para el manejo de las destrezas y aptitudes, en atención a las inteligencias múltiples, la investigación, pensamiento crítico y razonamiento lógico, numérico y abstracto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui