Infantes del CDI “Sembradores del Mañana” desarrollan destrezas y habilidades junto a educadoras

0
5
Niños del Centro de Desarrollo Infantil “Sembradores del mañana” trabajan en casa junto a sus padres.

 

 FORMACIÓN

El Centro de Desarrollo Infantil “Sembradores del Mañana” del Patronato del Provincial de Chimborazo, está conformado por cuatro educadoras, quienes diariamente mantienen contacto con los padres de familia de los niños y niñas, aplicando la modalidad de Teletrabajo, a través de llamadas telefónicas y mensajes de whatsapp, para entregarles información sobre cómo mantener una alimentación sana y nutritiva para los infantes.  

Anita Cevallos, educadora del Centro Infantil “Sembradores del Mañana” dijo que; desde el  inicio de la emergencia sanitaria, han puesto mucha dedicación, en lo relacionado a las normas de higiene, para evitar el contagio de coronavirus y en general  de cualquier enfermedad que provenga por la falta de aseo.

El tema principal, que se aborda en las actividades diarias, es la elaboración previa de la planificación, para lo cual se aplican los parámetros establecidos en la guía respectiva, como: Objetivos, destrezas, contenidos, recursos (en base al grupo que corresponda según la edad de los niños/as), y se envía a los progenitores, explicando detalladamente el mecanismo; primero se deberá motivar al niño en la realización de las actividades, mediante rondas, canciones,  cuentos, entre otras, con la finalidad de desarrollar la motricidad fina y gruesa.

Cabe indicar que la motricidad fina, guarda relación con  el movimiento y la coordinación de los músculos pequeños, de las manos, muñecas, dedos y pies; para cumplir con estos objetivos, se envían actividades como el ensartar objetos, pegado de fideos de uno en uno, así como también, colocar pega e insertar alrededor de una hoja de papel bond de tamaño A 4 para elaborar un  portarretrato. También se recomienda el arrugado de papel, para lo cual, se pide al niño que tome papel de seda o papel periódico blanco y troce en pedazos pequeños y los arrugue., logrando de esta manera el desarrollo de las destrezas motrices y la percepción sensorial.

Mientras que, con la motricidad gruesa, el infante va adquiriendo la habilidad de mover armoniosamente los músculos de su cuerpo y mantener el equilibrio; además de adquirir agilidad, fuerza y velocidad en sus movimientos. Para cumplir con este objetivo, se ha enviado trabajos como; pisar en círculos, caminar sobre líneas haciendo equilibrio, subir y bajar escaleras, entre otros movimientos, claro está, siempre con vigilancia del adulto, resaltó la educadora. (16)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.