Historia: Primera Expedición Misionera enviada por Don Bosco

0
59
Don Bosco junto a los misioneros enviados a América.

El 11 de noviembre de 1875 por la tarde, la iglesia de María Auxiliadora de Valdocco acogió una gran celebración: el envío de los primeros diez misioneros salesianos hacia América.

Don Bosco narró al Papa Pío IX: “Soñé que estaba en una región salvaje, totalmente desconocida; era una llanura sin cultivar, no se veían montañas ni colinas, solamente en sus lejanísimos límites se veían escabrosas montañas. Vi en ellas muchos grupos de hombres que la recorrían;  estaban casi desnudos. Eran de altura y estatura extraordinaria, de aspecto feroz;  cabellos largos y ásperos,  el color de su piel era oscuro y negruzco y sobre las espaldas llevaban mantos de pieles de animales;  usaban como armas una lanza larga y una honda para lanzar piedras; unos corrían detrás de las fieras para darle cacería;  otros peleaban entre sí, tribu contra tribu; y un tercer grupo de batalla contra soldados blancos.

luego aparecieron en el extremo de la llanura varios grupos de misioneros de diversas comunidades religiosas y se dedicaban a enseñar el Evangelio a aquellos salvajes, pero ellos se lanzaban contra los misioneros con furor diabólico y los mataban; yo pensaba: ¿Cómo lograr convertir a esta gente tan salvaje?, pero luego vi aparecer otro grupo de misioneros;  se acercaban a los salvajes con rostro alegre y precedidos de un grupo de muchachos”.

El 14 de noviembre de 1875, tres días después del envío de Don Bosco y 13 días después de recibir la bendición del Sumo Pontífice, los 10 misioneros salesianos partían desde el puerto de Génova a la primera expedición de la congregación. Allí viajaban 6 sacerdotes y 4 hermanos coadjutores, teniendo como jefe al Padre Juan Cagliero, quien contaba por aquel entonces con 37 años. Junto a él estaba el Padre José Fagano, de 31 años, y el Padre Domingo Tomatis, de 26.

Embarcados en el vapor ‘Savoie’, los misioneros se llevarían un último mensaje de Don Bosco: “Hagan lo que puedan. Dios hará lo demás. Confíenlo todo a Jesús Sacramentado y a María Auxiliadora y verán lo que son los milagros”. (16)

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí