Gobierno debe evaluar la situación de las Fuerzas Armadas

0
94
El coronel en servicio pasivo Carlos Parreño se refirió a los problemas registrados en la frontera norte.

El Gobierno anterior “debilitó”  las Fuerzas Armadas, por los que la operatividad de soldados en el sector de la frontera norte disminuyó, dando paso a la expansión del narcotráfico, señaló el coronel en servicio pasivo Carlos Parreño.

Desde que el 27 de enero, que un carro bomba golpeó por primera vez en territorio ecuatoriano, la frontera norte ha vivido varios escenarios de violencia, que ha causado la pérdida de vidas humanas, incluso se enfrenta en la actualidad un caso inédito de secuestro, de tres miembros de un equipo periodístico de diario El Comercio. Hoy se cumplen 18 días desde que fueron tomados por un grupo ligado al narcotráfico en la frontera norte. Autoridades trabajan articuladamente en su liberación.

Frente a esta situación de inseguridad, el presidente Lenín Moreno ha manifestado  que en los últimos años hubo un desmantelamiento de las Fuerzas Armadas y por eso la operatividad de soldados y policías disminuyó. Al respecto, el coronel en servicio pasivo Carlos Parreño indicó que este tipo de situaciones se venían venir, debido a que en el gobierno anterior desatendió  la frontera norte, además empezó a desmantelar las Fuerzas Armadas de una forma sistemática.

En este sentido, enfatizó que se desarticuló el Consejo de Seguridad Nacional (Cosena), para dar paso a la Secretaría Nacional de Inteligencia (SENAIN), que como mencionó, dicha entidad gubernamental se  dedicó a espiar opositores y periodistas que estaban en contra de la ideología del Gobierno anterior: “Se descuidó la protección en  la frontera norte, lo que desencadenó que el narcotráfico se extienda en la frontera”.

Parreño mencionó que el Gobierno debe prestar mucha atención en el fortalecimiento y capacitación de Fuerzas Armadas y Policía Nacional;  a fin de detectar necesidades en cada una de las ramas, y evitar que los problemas no se expandan en la línea de frontera.

Acotó que es hora que el Gobierno Nacional afronte esta guerra de “cuarta generación”, de una manera frontal y decidida; exhortó además que es tiempo de que todos los ecuatorianos se unan para enfrentar este tipo de amenazas.  A su vez, que desde la Cancillería se involucre  a Colombia en la búsqueda de soluciones al caso, y sobre todo exigir que refuerce la seguridad en su espacio fronterizo.

A fin de que el equipo periodístico regrese integro,  Parreño no descartó que se busque ayuda y apoyo de países expertos, para negociar su pronta liberación. (12)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui