Funcionarios públicos saturaron las notarías del cantón

0
258
En las oficinas de la Notaría 7, los servidores públicos aguardaban en los exteriores.

Hasta ayer, quienes ingresaron al servicio público a nivel nacional, desde el 8 de septiembre de 2017, debían presentar su declaración sustitutiva de no poseer bienes en paraísos fiscales; por lo que las notarías del cantón lucieron abarrotadas de ciudadanos buscando legalizar sus documentos. Sin embrago, por petición de las instituciones del sector público, el plazo se extiende hasta el 6 de abril.

La mañana y tarde de ayer, las notarías recibieron a decenas de funcionarios públicos, quienes se acercaron a tramitar su declaración sustitutiva jurada de bienes; trámite que se volvió indispensable tras  la aprobación de la Ley de Paraísos Fiscales, aprobada por la Asamblea Nacional el 6 de julio pasado, como parte del mandato popular en las urnas el 19 de febrero del 2017, y que entró en vigencia a partir del 8 de septiembre con su publicación en el Registro Oficial.

El texto jurídico, en su Disposición Transitoria “TERCERA” indica que los servidores públicos o quienes ostenten una dignidad de elección popular, que al momento de la publicación de esta Ley tengan bienes o capitales, de cualquier naturaleza, en paraísos fiscales, regímenes fiscales preferentes y jurisdicciones de menor imposición, deberán presentar una declaración sustitutiva jurada de bienes a la Contraloría General del Estado, informando que han dejado de tener propiedades en territorios o jurisdicciones consideradas paraísos fiscales.

La disposición, que fue conocida en algunos casos a última hora, obligó a los servidores a abarrotar casi por completo las oficinas de las 10 notarias que funcionan en Riobamba. Los ciudadanos para solicitar este documento necesitaron presentar una copia de la cédula de ciudadanía y papeleta de votación, al igual que conocer  información básica como el lugar de residencia y dirección; el costo promedio fue de 24 dólares.

Los servidores públicos presentaron su cédula de ciudadanía y papeleta de votación para tramitar su declaración juramentada.

El tiempo estimado para la obtención de este documento bordeó los 15 minutos; sin embargo,  mucho tuvieron que esperar cerca de dos horas, debido a la gran afluencia de personas; otros optaron por trasladarse a cantones cercanos para tramitar su declaración.

Dennis Dávila, notario suplente de la Notaría 4,  explicó que tuvieron una  concurrencia masiva de usuarios solicitando la declaración. Explicó que no cerraron al medio día a fin de atender a todos los usuarios. (12)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui