Algunas veces, Ocles entregaba los kits personalmente / Foto: Referencial

La Comisión de Fiscalización y Control Político, que preside Johanna Cedeño Zambrano, resolvió ampliar la investigación sobre el proceso de contratación para la compra de 7 000 kits de ayuda humanitaria, a través de la Dirección Nacional de Gestión de Riesgos, respecto de los cuales existiría un presunto sobreprecio. Para el efecto, el organismo convocará a funcionarios de la referida entidad, así como del Servicio de Contratación Pública (Sercop) y a los representantes de las empresas oferentes.

Igualmente, la mesa insistirá ante la Contraloría General del Estado, con el propósito de que se remita la documentación relacionada con este proceso de contratación, a fin de conocer cuáles son las conclusiones del ente de control respecto de este tema.

Esta decisión fue adoptada por unanimidad de los 12 asambleístas presentes, luego de escuchar, por segunda vez, a Alexandra Ocles, exdirectora Nacional del Servicio de Gestión de Riesgos, quien respondió varios requerimientos de los miembros de la Comisión de Fiscalización. Reiteró que se cumplieron todos los pasos establecidos para una contratación en condiciones de emergencia y que, sin embargo, el contrato nunca se ejecutó.

Sobre el costo del contrato de un millón 55 mil 740 dólares más el Impuesto al Valor Agregado (IVA), cuando la mayoría de los productos contemplados en el kit no pagan este tributo, Ocles indicó que no se contrataron los productos al menudeo, ni de manera individualizada, sino un kit que contenía 19 ítems (incluido el contenedor), con un total de 59 productos. Es por eso que consta el IVA, dado que la empresa entrega un servicio, por la elaboración de los kits, distinto habría sido que se compren los productos y que la Secretaría u otra entidad elabore los kits.

Insistió en que existe una inusual agilidad en la investigación de este caso en las instancias penales y que se ha montado en su contra un verdadero linchamiento mediático que inclusive
ha llegado a tener amenazas personales y en contra de su familia. “Estoy aquí para dar la
cara, tengo mi conciencia limpia, soy la primera interesada en que el caso se esclarezca”,
enfatizó.

Dijo que, por ejemplo, es falso que el proveedor escogido haya actualizado su Registro Único
de Contribuyente (RUC) después de la adjudicación del contrato, puesto que todo estaba en
regla al momento de la contratación. De todas maneras, de haber existido alguna
inconsistencia en esa información debió ser advertida por los miembros del Sercop, agregó.

La exfuncionaria respondió las preguntas de los asambleístas Ramón Terán, Silvia Vera,
Fausto Terán, Alberto Arias, Jimmy Candell, Eliseo Azuero y de la propia titular del organismo,
Johanna Cedeño.

Por ejemplo, se consultó por qué no se invitó a participar a más empresas especializadas en
comercialización de alimentos. Johanna Cedeño explicó que en un cuadro comparativo de
precios elaborado por el equipo de la Comisión se determina que sí hay una diferencia
significativa entre los costos regulares y los que constan en la oferta ganadora, que es más
elevada.

Así mismo, la Comisión de Fiscalización, por unanimidad de los 11 presentes, resolvió iniciar
un proceso de control político respecto del contrato para la construcción del Hospital de
Pedernales, adjudicado en febrero pasado al Consorcio Pedernales Manabí, por un monto de
16,4 millones de dólares, en el cual habría una serie de irregularidades. El análisis de este
caso estará a cargo de una subcomisión encabezada por el asambleísta Jimmy Candell.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.