Exámenes remediales

0
507

Por estos días, los establecimientos educativos de Educación Básica y Bachillerato del régimen Sierra,  se hallan procesando los llamados exámenes remediales que, según el Art. 213 del reglamento  de la LOEI, un estudiante  “para aprobar una asignatura a través del examen remedial,  debe obtener una nota mínima de siete sobre diez (7/10), sin aproximaciones. El promedio final de una asignatura aprobada por medio de un examen remedial siempre será siete sobre diez (7/10). Si un estudiante reprobare exámenes remediales en dos o más asignaturas, deberá repetir el grado o curso”.

Los exámenes supletorios, remediales y de gracia, según el mismo reglamento,  se aplicarán a los estudiantes a partir del 8vo año de Educación General Básica. “No es exigible este tipo de exámenes a los estudiantes que cursen niveles inferiores al señalado, en cuyo caso la Autoridad Educativa Nacional deberá diseñar los métodos de evaluación, de acuerdo con las destrezas desarrolladas.”

La evaluación estudiantil a más del examen de recuperación o de la mejora del promedio, por lo visto,  ofrece al sector estudiantil tres oportunidades de evidenciar los resultados de aprendizaje. ¿Hasta qué punto esta política evaluativa contribuye a la formación de jóvenes  que asumen sus responsabilidades con dedicación y esfuerzo? ¿O el sistema está propiciando lo que ha su hora se calificó de “facilismo”, inclusive a nivel de estudios superiores? ¿Para el Ministerio lo importante es que los estudiantes “pasen” al curso inmediato superior, sin  que cuente los logros de aprendizaje, el desarrollo de destrezas y habilidades, el grado de conocimientos correspondiente a cada nivel?

La evaluación, como parte del proceso educativo y este como elemento fundamental  que garantiza  el buen vivir como política de Estado, así como el desarrollo  y progreso del país,  es algo que merece la atención  más profunda y seria de la sociedad. Pero, mientras haya desnutrición en la población estudiantil, mientras los docentes estén más preocupados por informes y más documentos burocráticos,  no habrá “remediales” que sirvan para remediar  el nivel de rendimiento de los estudiantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui