El pan en Guano es una verdadera tradición desde sus antepasados

0
293
Eduardo Puente, está encargado de manejar el horno de la familia.

Hay secretos que tienen en las familias para elaborar el pan para que sea más sabroso.

La elaboración del pan en la ciudad de Guano aprendieron de sus bisabuelos, ellos igual debieron aprender de sus antepasados, señaló, Nora Elizabeth Paz Puente, quien forma parte de la familia y tienen la microempresa de elaboración y venta del pan sobre todo las cholas y cuatro tipos de pan.

Su abuelito se llamó Aquilino Puente Ayerve, fallecido hace 20 años y murió de 83 años, aprendió a elaborar el pan de su madre la señora Laura Ayerve que nació en 1886 y murió en 1978, hoy cuentan con dos hornos, el uno que conservan desde su abuela y otro que construyeron hace un par de décadas.

Manifiesta que para quemar el horno, utilizan leña de capulí y ramas de eucalipto, al horno le dan mantenimiento con tierra negra y melaza para que tenga mayor duración y se utilice menos leña, hay pocas personas que saben confeccionar.

Añade que el horno que más utilizan es un tanto más moderno, con chimenea, pues es importante evitar la contaminación y sobre todo afectación a quienes laboran en el interior es más grande y entran 34 latas.

La tradición es preparar cinco tipos de masa, la masa blanca que se elabora para las empanadas, pan grande que la gente de guano le conoce como el pan de siete, porque inicialmente costaba siete reales; cuando llega gente que migraron de Guano piden el pan de siete, ya saben que son guaneños, expresa. Nora Elizabeth, señala que también preparan la masa para la muyuela, que es pan integral que se añade la mapahuira que es de la manteca de chancho.

Explica que no conoce de donde viene la elaboración de las guaguas de pan para finados, pero sí la forma de preparación, antes tenían en este horno el molde de barro  de unos 40 centímetros más o menos, el molde debe ser muy bien formado por ejemplo la cabeza,  ojos, nariz igual a una niña. La masa tiene que ser mucho más dura, porque antes consumían en las familias hasta el  mes de diciembre, ofrecían como regalo a las niñas quienes llevaban a la escuela para comerse poco a poco.

Hoy  lidera esta empresa que está frente al parque central de Guano su madre Laura Puente, ayuda su hijo Fabián que tiene 20 años, en la mañana estudia y la tarde ayuda en la panadería, Indicó. (09)

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui