El discurso de Bolsonaro

0
684

En medio de estrictas medidas de seguridad e incertidumbre, el ultraderechista Jair Bolsonaro, electo presidente de Brasil , la mayor potencia latinoamericana, de 209 millones de habitantes,  se posesionó ante el Congreso en Brasilia, por un mandato de cuatro años (2019-22).

El flamante jefe de Estado,  al pronunciar  su primer discurso oficial, tuvo frases muy duras contra el Partido de los Trabajdores (PT), cuya figura emblemática es el expresidente Ignacio Lula Da Silva que fue parar en la cárcel por corrupción. He aquí algunas expresiones del  discurso de Bolsonaro que las transcribimos por ser de interés continental en circunstancias en que el socialismo y gobiernos de izquierda han perdido territorio en América Latina.

«¡Ganamos, acabamos con el PT!» No creo que sea así… El PT está caído, sí, pero está muy lejos de dejar de ser una amenaza.  ¿Ya se preguntó por qué el peor candidato de un partido involucrado hasta el cuello en corrupción, cuyos principales líderes están todos en la cárcel, recibió 44 millones de votos?  La respuesta es simple. Conquistamos la presidencia, pero el PT y sus tentáculos aún dominan todo lo que lleva hasta allí. La izquierda todavía tiene enorme influencia y poder. Jamás deberíamos subestimar a un grupo que ganó 4 elecciones, pasó 13 años con acceso a reservas casi infinitas de dinero y colocó a su personal en absolutamente TODAS los engranajes de la máquina estatal. La izquierda sigue dominando el medio académico, medio artístico, medio cultural, movimientos sociales a gran parte del medio político…

He ganado la elección para Presidente, pero la máquina política de Brasil está toda podrida y comprometida. No me dejará gobernar y hacer las reformas que el país necesita, sin apoyo de ustedes será imposible. Intentarán sabotearme desde el primer día. Todos los cambios en el área económica serán anunciados por la izquierda como un intento de perjudicar a los pobres y eliminar derechos del trabajador…Es así como  la izquierda juega.

Estoy recibiendo a Brasil en el peor estado que un Presidente lo haya recibido, seré criticado por mis aciertos y masacrado por mis errores. Intentaré no errar. El primer año será muy difícil…El pueblo tiene que informarse por hechos y no por narraciones cuidadosamente construidas por intelectuales en universidades.”

¿Podría ser aplicable el discurso de Bolsonaro, al asumir el mando de Brasil,  a la realidad política de Ecuador?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui