Problemas con los neumáticos tuvo el auto del piloto ecuatoriano, Sebastián Guayasamín, durante la segunda etapa del Dakar.

El ecuatoriano Sebastián Guayasamín (Chevrolet) logró completar la jornada tras superar problemas en el desierto. “Cometí errores al abusar la velocidad. Rompí una rueda primero, y diez kilómetros después, dos más a la vez. Tenemos solo dos recambios. Intentamos reparar con lo que teníamos pero más adelante no dio más. Perdimos una hora y media hasta que nos presten otro neumático “, contó el piloto tricolor que terminó en el lugar 71 la etapa y cayó al puesto 64 en la clasificación general.

Pese a los inconvenientes, Guayasamín es optimista de escalar en la general y enfatizó que “faltan 5.500 kilómetros de carrera, es mucho por recorrer para recuperarnos”.

La etapa fue ganada por el sudafricano Giniel De Villiers (Toyota), escoltado por el argentino Orlando Terranova (Mini), quien se convirtió este lunes 6 de enero en el nuevo líder del Dakar.

“Fue una etapa difícil, larga, con navegación muy compleja, donde era fácil pinchar. Queda mucha carrera pero confirmamos que tenemos ritmo y que el auto está andando muy bien”, afirmó Terranova.

Otro piloto que sufrió problemas con las llantas fue el español Fernando Alonso, quien rompió la suspensión de una rueda lo que provocó que se encuentre a más de cinco horas de diferencia del líder.

“En general las sensaciones son buenas. Estoy contento de seguir aquí porque el objetivo es acabar el Dakar y vivir toda la experiencia de principio a fin. El resultado de esta etapa es la parte negativa”, confesó el excampeón de Fórmula Uno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.