Emergencias.- Desde el 12 de marzo hasta inicios de junio de 2020, el ECU 911 ha recibido al menos 3´000.000 de alertas a través del 9-1-1.

Juan Zapata, director General de esta institución, inició manifestó que la emergencia sanitaria por COVID-19 generó que se ejecuten acciones inmediatas.

Además, resaltó que, de la cifra señalada, 1´000.693 emergencias se coordinaron debidamente con las entidades articuladas al ECU 911.

En especial con las instituciones sanitarias que solventaron 290.000 atenciones, y 23.583 relacionadas con el código por Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional (ESPII).

En este contexto, Zapata hizo extensivo un agradecimiento especial a todos los colaboradores del Servicio Integrado de Seguridad ECU 911 y destacó el compromiso de los miembros de las instituciones articuladas, así como su gestión que permite salvar vidas principalmente durante el brote de coronavirus.

Por otra parte, dentro de las cifras que maneja el ECU 911, se identificó un importante número de alertas por violencia intrafamiliar durante el confinamiento por COVID-19 que suman 22.226 solicitudes de auxilio.

A esos casos los solventados inmediatamente por los evaluadores del ECU 911 y las unidades de asistencia en sitio gracias a las continuas capacitaciones recibidas incluso antes de que inicie la emergencia sanitaria.

Zapata hizo hincapié en que a pesar de los esfuerzos de la entidad a su cargo para generar una disminución en la cifra de mal uso del 9-1-1, esta todavía es elevada.

Ya que ese problema llega a  1´350.000 llamadas de falsas o improcedentes.

Eso significa que un 45% del total de las alertas recibidas no son reales.

“Este hecho le cuesta al Estado, al ECU 911 y a los ecuatorianos USD 2´700.000, pues cada llamada significa un desembolso de USD 2” advirtió.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.