Día del amor y la amistad

0
885
Día Internacional de la Lengua Materna

En este Día del Amor y la Amistad, transcribimos las primeras acepciones que nos trae el Diccionario de la Academia de la Lengua sobre el término amor: “Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser”.  “Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear”. “Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo”.

A lo largo de la historia humana, poetas, pensadores, filósofos, gobernantes, sacerdotes, ricos y pobres,  personas de toda condición, desde su concepción del mundo y de la vida, se han expresado sobre el amor. Así por ejemplo, el filósofo alemán Gottfried  Wilhelm von Leibniz, nos da un concepto a nuestro criterio muy acertado: “Amar es hallar tu felicidad en la felicidad de la persona amada”. Por su parte,  Aurelio Agustín de Hipona, más conocido como San Agustín, escribió: “Ama y haz lo que quieras”, porque evidentemente todo lo que se haga será en bien y por el bien  de la persona amada.

Por supuesto que  los líderes políticos  de todo el planeta también declaran su amor, afirman que aman al pueblo y, por lo mismo, están dispuestos a sacrificarse por él. Pero la sabiduría popular dice: “Obras son amores que no buenas razones”, porque puede darse el caso de amores engañosos.  Como puede también hablarse de amor en tiempo de elecciones, tiempo en el cual están a flor de piel besos, abrazos, sonrisas, atenciones, generosidades  y más expresiones de dudosa autenticidad

Evidentemente,  la vivencia más fuerte que mueve el mundo es el amor. De ahí que más allá de hablar del amor, de escribir sobre el amor,  de definirlo, lo más importante, lo humano, lo maravilloso  es sentirlo, disfrutarlo, vivirlo en todas sus facetas y manifestaciones; trátese del amor  a Dios, a la pareja, a los hijos, a los padres, al trabajo, a la patria,  a la naturaleza…a todo lo que un buen corazón puede dar cabida en el efímero curso de la existencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui