Desnutrición infantil en Chimborazo, una deuda Social

1
322
Chimborazo ocupa el primer lugar en cifras de desnutrición infantil. (Foto Archivo)

DATOS

Existen estadísticas de los últimos años que alarman y ubican a la provincia de Chimborazo dentro de las primeras del Ecuador en desnutrición y pobreza;hasta el 2018, las cifras afectaban a 24 de cada 100 niñas y niños de 0 a 5 años; el porcentaje se registró en la encuesta de condiciones de vida 2014, lo que no ha variado hasta la fecha.

Se registra que las zonas más afectadas se encuentran en la Sierra, en las comunidades rurales e indígenas. Registrando entre los primeros factores: pobreza, incorrecta alimentación y mala calidad de agua. La ultima Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012-2014 del Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC) y el Ministerio de Salud Pública (MSP), ubica a Chimborazo en el primer lugar de la lista a nivel nacional. En la provincia, la cifra de desnutrición crónica es de 48,8 por cada 100 niños.

Las zonas más afectadas son en la Sierra. (Foto internet)

Ramiro Pontón, director distrital del MIES, señaló que han tenido acercamientos con el Ministro de Inclusión Económica, donde apuntan generar acciones ante estas cifras alarmantes, y han generado ya varias reuniones apuntando a la búsqueda a soluciones.

“Debemos ser muy reales con lo que ocurre en el país y fundamentalmente en la provincia de Chimborazo, en el cantón Guamote, que no podemos tapar una realidad en cuanto a la desnutrición infantil. Se han apuntalado en este cantón proyectos y situaciones que no han dado resultado satisfactorio.

Es una zona bastante edificada y hay que tratar de esa manera, como Ministerio de Inclusión estamos muy precavidos de lo que tenemos que hacer dentro de nuestro ámbito”, enfatizó.A su parecer, se debe trabajar en conjunto con instituciones, es decir, generar acciones y actividades interinstitucionales, para de acuerdo a cada competencia generar aportes.

Uno de los factores es la pobreza. (Foto Archivo)

Así también, indicó que los centros que se ubican en Guamote están relacionados a una coordinación permanente con el MIES y cuentan con un técnico para satisfacer a los diferentes sectores.La autoridad argumentó que “las cifras son alarmantes desde luego, pero eso corresponde a un asunto integral con un trabajo específico para esta zona.

Ramiro Pontón, director MIES Chimborazo, dio versiones del tema.

La desnutrición infantil debe partir del hecho de que los y las autoridades como los GAD´s deben satisfacer necesidades de agua potable, fundamentalmente si queremos nosotros un asunto de salubridad, debemos empezar dando a la población servicios básicos de calidad, desde ahí debe partir”.

¿Qué falta por hacer?

Luis Terán, representante del Pacto por la Niñez y Adolescencia, califica a la desnutrición infantil como un problema estructural, no es casual que la provincia más pobre del Ecuador tenga el indicador más alto de desnutrición, dice.

Luis Terán dice que la desnutrición infantil es otra deuda social que se tiene en la provincia.

Al ser estructural, viene de un tiempo, historia y tiene componentes económicos, al ser pobres y no tener recursos para subsistir, alcanza máximo para la sopa de fideo, agua de papas”, comentó.

La desnutrición infantil es entonces una deuda social integral, en donde los gobiernos de turno que representan al Estado, sean locales, nacionales, parroquiales, provinciales, etc., tienen competencia en esta problemática, así como la misma sociedad.

Se debe reconocer que no se cuenta con planes de financiamiento a largo plazo para acabar con este mal.

Terán comenta que “la desnutrición no va a acabarse con una campaña regalando una canasta navideña, además, habría que ver que contenía la misma, quizás alegrará y dará una sonrisa momentánea como dicen los políticos y reinas, pero nada más”.

Para erradicar la desnutrición infantil, deben estar todos implicados, Cámara de la Producción, hacendados, alcaldes, prefectos, consejos parroquiales, organizaciones sociales, productores, consumidores, unidades educativas; es decir, un programa integral que vaya a cambiar inicialmente por los hábitos alimenticios y nutricionales.

Para cambiar estas concepciones, es necesario cambiar situaciones culturales y estructurales. Es necesario invertir en programas serios para acabar con esta problemática.

Llegar con programas focalizados a los niños que están con problemas de desnutrición crónica, por ejemplo para evitar decesos, futuros problemas en su desarrollo, un niño desnutrido no es porque está flaco, sino porque no crece en estatura también, hay que comprender la complejidad de la situación y la intervención debe ser igual de compleja para poder solucionarlo”, finalizó Terán. (13)

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.