Desechos de madera se convierten en arte en el taller laboral del CRS Latacunga

0
244
En los próximos días la Coordinación Zonal 3 en conjunto con el CRS Latacunga adecuarán un punto de exhibición de todas las artesanías.

Los retazos de la madera dejaron de ser un desecho en el taller de carpintería de la etapa de mínima seguridad del Centro de Rehabilitación Social (CRS) Regional Latacunga, para convertirse en arte.

Diego Cárdenas, promotor laboral de esta etapa es quien ha llevado adelante estos procesos, porque considera que la clave está en motivar a las Personas Privadas de Libertad (PPL) a emprender en proyectos que encajen y llamen la atención en el mercado.

Es así que los lunes de cada semana se reúne con nueve internos, que son los responsables de las distintas áreas de este taller, para elaborar nuevos productos y darles vida a aquellos materiales que antes se descartaban en una bodega.

Los trabajos que han causado impacto en quienes los han visto son los cuadros elaborados con todos los retazos de madera. La creatividad de las PPL los ha llevado a crear paisajes y figuras abstractas, al estilo minimalista.

“Las personas que laboran en este taller son creadores minimalistas, debido a que condensan en escasos elementos sus principios artísticos y reflexiones. Esto ha permitido que tengan un adecuado proceso de rehabilitación social que no solo los motiva al interior de este centro penitenciario, sino que se proyectan sobre su vida a futuro con sus negocios y obras de arte”, explicó Cárdenas.

En este taller participan 59 internos, los cuales están distribuidos en las áreas de luthería, artesanías y producción, en la última colaboran los maestros artesanos encargados de pintura y lacado, armadores y preparadores.

Estas no son las únicas opciones que se presentan en el mercado laboral, debido a que la población penitenciaria puede usar la madera en múltiples objetos decorativos para el hogar y la oficina, entre ellos pequeñas repisas, marcos para portarretratos, complementos de velas y búcaros, porta – vasos, camas en distintos estilos.

Roviro G., interno, comentó: “Siempre estamos innovando gracias a la asesoría de nuestro promotor laboral. Con motivación y materiales, nosotros podemos sacar productos de calidad, a precios bajos y sobre todo con el plus que nos caracteriza, es decir con amor y gratitud”.

Los precios de los cuadros van desde los 40 hasta 200 dólares, dependiendo de las dimensiones y materiales que se emplee en cada trabajo. En la elaboración de cada uno se tardan alrededor de una semana.

Una vez que estos objetos están listos pasan por un control de calidad para que puedan estar en la sala de exhibiciones del CRS Latacunga, sitio en el que se promocionan los mejores trabajos elaborados por las PPL.

Los horarios en los que laboran son desde las 08h30 hasta las 11h30, mientras que por la tarde salen al taller desde las 14h00 hasta las 16h30.

“Lo único que pedimos a la sociedad es que vuelvan a confiar en nosotros y en nuestros trabajos, porque con ellos, mantendremos de forma honrada a nuestra familia”, acotó Gari T. (01)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui