Desafíos para el 2020

0
328
editorial

El año 2019 fue un año difícil para el Ecuador, marcado especialmente por los hechos violentos del octubre negro, por el incremento del endeudamiento público, y por los escándalos de corrupción del régimen anterior que fueron saliendo semana tras semana. El año 2020, sin duda alguna, será un año marcadamente político centrado en la campaña para las elecciones del 2021, en las reformas pendientes en el ámbito financiero y laboral. El hecho de que el 2020 sea un año electoral, ciertamente tiene implicaciones negativas. Todos los sectores políticos que aspiran a llegar al poder dispararán su artillería verbal e ideológica sin contemplaciones, sin que les preocupe la paz social, única generadora de progreso y bienestar.

Y ya estamos instalados en el 2020. ¿Qué nos deparará a los ecuatorianos este año? Hay un sinfín de interrogantes al respecto, en el plano personal, familiar, institucional, nacional y mundial. ¿Sera ventilarán los casos de corrupción que han conmovido la conciencia ciudadana? ¿Qué de la deuda externa e interna, qué de los acuerdos con el FMI, qué del empleo y desempleo? ¿Qué de la seguridad, la productividad, la estabilidad económica, en definitiva, la democracia en todas sus dimensiones como eje del accionar político…? ¿Y qué decir de las drogas y el terrorismo internacional? ¿Qué de la trata de personas? Sobre todo, ¿qué de los niños del mundo privados de la alegría de la infancia a causa del hambre, de las guerras y del egoísmo de los adultos, según afirmación del papa Francisco? Y hasta no faltará alguien que se pregunte quién será el nuevo campeón de fútbol 2020 o si, finalmente, clasificaremos para el Mundial de Qatar 2022.

En todo caso, más allá de las expectativas que tiene el pueblo para el nuevo año, más allá de la confrontación y manipulación políticas que puede ponerse al rojo vivo en el 2020, en estos primeros días del año, es la ocasión para formular los mejores propósitos para nuestras vidas y para la patria; para que hoy y siempre nos llenemos de vitalidad, de optimismo, de fortaleza en la construcción del futuro para enfrentar exitosamente los desafíos del 2020.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.