Coordinación Zonal 3 realizó reconocimiento a los docentes que cumplen 25 años de labores

0
337

Silvana Arévalo, docente de la UE “Carlos Cisneros”, dijo: “La educación es la primera grada de su trono, así lo sentencio Juan Montalvo hace más de cien años, en un capítulo de su obrar ‘El Cosmopolita’ y no se equivocó. La grandeza del hombre radica en la grandeza de su educación”.

Ayer, la Coordinación Zona 3 del Ministerio de Educación realizó el reconocimiento a 77 docentes de la provincia de Chimborazo con “La Pluma de Montalvo”. Acto que estuvo revestido de solemnidad y la presencia de los directores distritales de Chambo-Riobamba, Guano-Penipe, Colta-Guamote y Pallatanga-Cumandá; y, Carolina Báez, coordinadora de la Zona. Los estudiantes de la Unidad Educativa “Carlos Cisneros” presentaron una coreografía con los pasacalles “Riobambeñita” y “Chulla Riobambeño”.

Silvana Arévalo, docente del área de Lengua y Literatura de la Unidad Educativa “Carlos Cisneros”, apertura el acto manifestando que “la educación es la primera grada de su trono, así lo sentencio Juan Montalvo hace más de cien años, en un capítulo de su obrar ‘El Cosmopolita’ y no se equivocó. La grandeza del hombre radica en la grandeza de su educación”.

Estudiantes de la UE “Carlos Cisneros” presentaron una coreografía con el pasacalle “Riobambeñita”

Dijo que su legado educativo destinado inconscientemente hacia el magisterio, en una fecha que encierra en el alma de los maestros ecuatorianos alegría junto al sentimiento de su noble misión, en su mente recuerdos e intuiciones reviven un pasado lleno de vicisitudes o sinsabores, de sufrimientos o agotadores días que junto al aula los pasó como un vía crucis; pero la inocente alegría y sonrisa de los niños, cuyas almas blancas sienten ese duro bregar de su maestros le alienta y conforta con el bálsamo de la esperanza, del deber cumplido, que surge de la idea de ese apóstol incansable de la educación.

El país rinde su homenaje al Magisterio Nacional, reconociendo su trabajo sacrificado y silencioso puesto al servicio de generaciones. El profesorado es una de las fuerzas vivas y creadoras de la nación que ha realizado obras de gran dimensión en el desenvolvimiento del país, a pesar de una constante escasez de medios este ha vivido una constante renovación espiritual siendo un guía en el acontecer nacional, poniéndose a tono con las nuevas corrientes pedagógicas para cumplir con más eficiencia la terea de su apostolado.

Carolina Báez, coordinadora zonal 3, en su discurso de orden manifestó: “A nombre de nuestro ministro de educación Fander Falconí, y de la Coordinación Zonal 3, es grato para mí presidir el evento de entrega de reconocimiento ‘La Pluma de Montalvo’, a aquellos docentes que durante 25 años han trabajado con ahínco y dedicación en beneficio de los niños, niñas y jóvenes de esta provincia. De la misma forma, nos sumamos a la conmemoración del día clásico del maestro ecuatoriano que a través de su labor mística de enseñanza nos llena de orgullo, nos revela el camino del bien”.

Luis Quishpe, director distrital de Colta-Guamote, entregó el certificado a Nancy Armijos por sus bodas profesionales.

También señaló que ha sido a través del ejemplo y la lucha de los maestros que se gestaron los cambios más profundos en la historia de la nación. Ustedes, los educadores, son el referente que necesita esta Patria hombres y mujeres que hacen del aula, un mundo infinito de saberes y descubrimientos.

Para el Ministerio de Educación, es de carácter vital la revalorización de la carrera docente, con el único fin de que el maestro sea reconocido por la labor que realiza en el sistema educativo, y como pilar fundamental del desarrollo y porvenir del país.

Ustedes, apreciados maestros vivirán a través del tiempo en la memoria de decenas de estudiantes que encontraron en su mirada y en sus palabras la simiente de la verdad.

“Queridos maestros, transcurrirá el tiempo y recordarán con nostálgica y alegría aquellos años cuando se desvelaban preparando sus clases, cuando disponían el espíritu para convertir el aula en un universo de ciencia y sorprendentes descubrimientos. Queridos maestros, solo me resta decir felicitaciones a los docentes que cumplieron 25 años de acrisolada carrera, muchas gracias, por su tarea noble e incansable para impartir el bien”, finalizó. (30)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui