En distintos sectores del centro se puede apreciar los letreros de se arrienda en locales que antes de la pandemia eran bastante concurridos.

SITUACIÓN
Cuando inició la pandemia los locales comerciales que no ofrecían insumos de primera necesidad tuvieron que cerrar sus puertas.

Después de unas semanas, iniciaron con la atención a domicilio para que las pérdidas económicas no sean tan grandes.

Con el transcurso de los meses, en la ciudad se ha podido evidenciar como los negocios van cerrando de manera definitiva.

Los más grandes que tenían varias sucursales han decidido quedarse con un solo local, para de esa forma no continuar pagando arriendos.

Por otro lado, negocios pequeños que vivían de las ventas diarias también han tenido que cerrar, sus propietarios manifiestan que la situación económica ha sido bastante difícil que les ha tocado cerrar porque no podían vender su mercadería.

Tal es el caso de Karen, una joven emprendedora, quien señaló: “esta pandemia ha sido devastadora no solo en el tema de salud, también en lo económico, a mí me da pena tener que cerrar mi negocio, pero si no lo hago solo me voy a seguir acumulando de deudas, porque ahorita nadie compra zapatos”.

Los propietarios de los negocios han tenido que adaptar sus productos a las necesidades que la ciudadanía tiene en el momento, por lo que, al salir a las calles se puede ver en los distintos comercios, la venta de gel, alcohol, trajes de bioseguridad, mascarillas entre otros insumos, que al momento son adquiridos por las personas.

A pesar de que, con el cambio de color en el semáforo, los comercios pudieron abrir sus puertas, las ventas son bajas y las deudas que tienen los propietarios de los locales los han llevado a tomar estas decisiones.

Según Daniel Ferrín, comerciante, si en un par de meses su negocio no comienza a mejorar le va a tocar cerrar para siempre. “nosotros ahorita no hemos traído mercadería, porque primero queremos vender lo que se quedó represado por la pandemia, tratar de recuperar algo de lo invertido y poder pagar las deudas que se nos han acumulado estos meses”.

La desesperación e incertidumbre se ha apoderado de los comerciantes, que en muchas ocasiones no ven otra salida más que cerrar sus negocios, en otros tratan de sobrellevar la situación a pesar de estar llenos de deudas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.