En las veredas de las calles Vicente Rocafuerte y Villarroel, pocos comerciantes ofrecían sus productos debido a que los mercados de la ciudad no abrieron sus puertas.

Los ciudadanos que se encontraban un poco preocupados por los víveres de primera necesidad compraron las frutas y verduras que estaban ofreciendo los comerciantes informales.

Susana Baños, ciudadana, dijo que es bueno que las autoridades de la ciudad quieran precautelar la seguridad, pero la situación de la provincia es muy preocupante.

“Desde el fin de semana que pude visitar algunos centros comerciales estaban desabastecidos en cárnicos y lácteos, igual fui hasta el Mayorista y mientras intentaba comprar unas verduras nos tocó desalojar el lugar”, señaló la ciudadana.

Para finalizar, comentó que los comerciantes de la ciudad se encuentran asustados por las manifestaciones, por eso no abren sus locales, lo que ocasiona que productos de primera necesidad se vuelvan difíciles de adquirir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí