INFORMALIDAD.- Comúnmente los días miércoles y sábados se realizaban las ferias en los distintos mercados de la ciudad.

Debido a la emergencia sanitaria el COE Municipal decidió suspender estas actividades para evitar la propagación del Coronavirus en el cantón.

A pesar de que aún el cantón se encuentra en semáforo rojo, durante este sábado en los alrededores del mercado “El Prado” grandes cantidades de comerciantes informales se apostaron en las veredas.

En la calle Eugenio Espejo, desde la Argentinos hasta el sector de La Vasija, el comercio informal fue evidente.

Ante esta situación algunos comercios que se ubican a lo largo de estas calles también decidieron abrir sus locales, así lo mencionó Gabriela Villa, propietaria de un local de zapatos, quien indicó que había decidido abrir su negocio porque durante todo este tiempo ha perdido ventas, sin embargo, los informales siguen vendiendo sus productos.

“Los que hemos perdido durante este tiempo en casa hemos sido los que tenemos negocios formales, porque nos ha tocado seguir pagando arriendo, servicios básicos y muchas otras cosas, y aparte hemos tenido que cerrar los negocios porque no ofrecemos productos de primera necesidad, sin embargo, los informales han recorrido las calles y no veo los controles que se deberían hacer”, dijo la comerciante.
Comúnmente los días miércoles y sábados se realizaban las ferias en los distintos mercados de la ciudad, debido a la emergencia sanitaria el COE Municipal decidió suspender estas actividades

A su vez, la ciudadanía también aprovechó el despliegue de los informales para realizar compras de distintos productos, Javier Guzmán, ciudadano manifestó “salí porque hay varias cosas que no hay en la casa, y como evito asistir a centros comerciales, prefiero comprar rápido aquí en la calle, e irme nuevamente a mi casa, además así también ayudamos a estas personas que están pasando necesidades”.

Por otro lado, Doña Rosa, una comerciante informal que ofrecía artículos de aseo, señaló que la necesidad, es más, “tal vez muchas personas que tienen su sueldo seguro han permanecido en casa, pero a nosotros nos toca salir a trabajar para ganarnos el pan, y estos días se ha retomado un poco más la normalidad y hemos tenido más ventas, no es mucho lo que se gana, pero ya por lo menos tenemos para comer”, finalizó la comerciante.

Cabe indicar, que recién este día lunes 1 de junio se cambiará el semáforo a color amarillo, el cual permitirá retomar la actividad comercial en la ciudad, sin embargo, ante la necesidad de muchos comerciantes, han decidido reabrir sus negocios y ofrecer sus productos.

Asimismo, en días anteriores se pudo conocer que las pérdidas económicas de los negocios formales en el cantón en grave, por lo que se espera, que desde junio se pueda empezar a reponer esta situación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.