La emergencia sanitaria por el Coronavirus en el país, ha sido un golpe muy fuerte en el tema económico. A nivel local los comerciantes se han visto tan afectados, que muchos negocios han decido cerrar sus puertas; unos se han dedicado a vender sus productos con servicio a domicilio, sin embargo, otros locales no pueden subsistir debido a la baja en las ventas.

En un recorrido que realizamos en el área comercial de Riobamba, nos encontramos con un sinnúmero de locales comerciales cerrados, que tenían sus números pegados en las puertas para que los clientes conozcan que se está atendiendo a domicilio.

Otros comercios que tenían sucursales en distintas partes de la urbe, han decidido quedarse con un solo local y cerrar los demás; por otro lado, negocios de ropa, calzado, tecnología, y bisutería que se ubicaban en las calles más comerciales de la ciudad como son la Guayaquil, 10 de Agosto y Primera Constituyente, han cerrado sus locales de forma definitiva.

Varios negocios han optado por anunciar a sus clientes que se encuentran atendiendo a
domicilio.

Napoleón Veloz, propietario de la Ferretería “El Pintor”, ubicada en las calles Guayaquil entre Larrea y España, manifestó que se ha visto afectado ante esta situación porque no hay fluidez, “yo tenía dos empleados y tuve que despedirlos, el arriendo igual no se avanza a pagar porque no hay ventas, la afectación es tanta que posiblemente después de un mes o dos cierre mi negocio de forma definitiva porque no se avanza a pagar el arriendo”.

Asimismo, Yolanda Puente, propietaria del local Rio Textiles, ubicado en las calles Primera Constituyente y Cristóbal Colón, indicó que es una situación que no se esperaba y que ha afectado a varios comerciantes de la zona, ya que muchos han cerrado sus negocios al no poder sostenerlos.

“Recién empecé a atender desde hace dos semanas, porque el banco nunca cerró, los impuestos hay que pagar, igual el seguro, el SRI, ya que ellos nunca pararon, entonces estamos atendiendo con las puertas bajadas hasta la mitad y a domicilio”, dijo la comerciante.

De igual manera, Puente señaló que ha constatado como muchos locales sobre todo de la calle Guayaquil han cerrado al no poder cancelar los arriendos.

Igualmente, al transitar la calle 10 de Agosto, se puede evidenciar que existen locales atendiendo con la puerta hasta la mitad, y otros que han adaptado su negocio para poder expender productos de higiene como alcohol, gel, mascarillas, guantes, entre otros.

Rafael Quitio, propietario de Comercial Quitio, afirmó que las autoridades deben tomar medidas alternativas para que puedan dar apertura a los comerciantes y emprendedores para generar fuentes de trabajo.

“Como el local es familiar, por eso no hemos tenido que despedir personas, pero es preocupante porque nos hemos quedado con los productos, acabamos de pasar el 21 de abril, también el día de la madre, pero los productos no se han podido exhibir ni vender, por eso hemos vendido productos de aseo”, acotó Quitio.

Los comerciantes del centro de la ciudad se encuentran preocupados por esta situación, y piden a las autoridades una alternativa para poder comercializar sus productos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.