Ciencia cuestiona cinco mitos acerca de los edulcorantes no calóricos

0
190
El consumo de edulcorantes no calóricos es cada vez más frecuente en el mundo.

El azúcar, una fuente de energía para el cuerpo, puede hallarse en alimentos como caña, miel, frutas y otras plantas. Varios son los beneficios del azúcar para el cuerpo humano; sin embargo, consumirla en exceso no es recomendable.

Para las personas que deseen controlar su consumo de azúcar, existen como alternativa los sustitutos del azúcar, los cuales contienen menos o ninguna caloría. No obstante, a los edulcorantes no calóricos los rodean una serie de creencias. Científicos y médicos especializados, con información fundamentada, se han encargado de desmitificar estos mitos:

Mito 1: Aspartame, sacarina, esteviósido y sucralosa alteran los niveles de azúcar en la sangre.

Realidad: En un artículo publicado en el boletín Nature de la Universidad de Illinois, se realizó un estudio para estimar y rastrear la trayectoria de concentraciones de glucosa en la sangre. Las conclusiones arrojaron que los edulcorantes no calóricos no aumentan el nivel de glucosa y que, además, su concentración disminuyó gradualmente a lo largo de la observación.

Mito 2: Los edulcorantes no calóricos causan cáncer.

Realidad: El consumo de edulcorantes no calóricos no causa cáncer, dice el Profesor Carlo La Vecchia[i] de la Universidad de Milán (Italia), uno de los autores del artículo que publicado en los Anales de Oncología de la Academia Oxford y que muestra evidencia de estudios epidemiológicos sobre la falta de asociación entre edulcorantes y el riesgo de padecer diversos males comunes.

Mito 3: Los edulcorantes no calóricos producen alergias y problemas gastrointestinales.

Realidad: No causan alergias ni problemas gastrointestinales, y se pueden incorporar en la dieta de niños y adolescentes como una herramienta adicional para combatir la obesidad y el sobrepeso, según un artículo publicado recientemente por la Sociedad Mexicana de Pediatría.

Mito 4: Las bebidas que no contienen azúcar modifican el apetito y el metabolismo.

Realidad: Las bebidas bajas o sin calorías no modifican el apetito, según los testimonios de un grupo de científicos dirigidos por el Profesor Marc Fantino del Centro para la Investigación Biomédica Aplicada en el Centro Hospitalario Regional Montgelas (Givors-France). El equipo analizó los patrones alimenticios de 80 mujeres y 86 hombres, tanto saludables como con sobrepeso, durante varias semanas y halló que no hubo cambios en las conductas alimenticias sin importar si se consumían bebidas con edulcorantes no calóricos o agua.

Mito 5: Los edulcorantes no calóricos generan problemas en el embarazo y malformaciones en el feto.

Realidad: El consumo de estos productos no representa riesgo en madres embarazadas y tampoco en fetos. A pesar de no reemplazar los nutrientes necesarios en el embarazo, el Colegio de Médicos de Canadá asegura que no hay factores determinantes para alertar sobre posibles efectos negativos de estos productos durante la gestación.

Pie de foto. El consumo de edulcorantes no calóricos es cada vez más frecuente en el mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui