Carnavales de Chimborazo con la Banda Municipal

0
304

 

Franklin Cepeda Astudillo

La noche del viernes 1 de marzo tuvo lugar un simpático pregón de carnaval que, entre sus promotores tuvo al grupo El antifaz, periódicamente dedicado a “impartir cultura desde el disfraz”. Gracias a la invitación de algunas de sus integrantes, dilectas amigas, nos sumamos, aunque sin máscara alguna, a dicha manifestación festiva junto al maestro Mario Godoy Aguirre. Nuestro objetivo, en principio, era cantar algunas coplas y animar una velada; limitaciones logísticas y problemas en la organización, no obstante, causaron algún inconveniente, pero no lograron amenguar nuestro entusiasmo.

Otra de las participaciones destacadas del pregón fue la Banda Municipal de Riobamba, agrupación conformada por jóvenes músicos, no abundantes, pero no menos entusiastas y hábiles para entonar sus instrumentos. Al ser consultados por Mario Godoy sobre el repertorio a ejecutarse durante el pregón, y señalar que tocarían el carnaval de Guaranda, se les propuso dar énfasis a la música de carnaval propia de Chimborazo, música que, pese a ser contagiosa, conocida, y, sobre todo “nuestra”, no siempre se pone en valor.

Gracias a la generosidad y formación de los músicos, que acogieron la gentil invitación de Mario, acordeón en mano, el pregón tuvo una brillantez inusitada; bastó borronear unos fragmentos en el teclado portátil junto a la trompeta del maestro Xavier Ortiz para que toda la banda fácilmente replicara unos aires y melodías que, a fin de cuentas, están en el paisaje y el imaginario sonoro de riobambeños y chimboracenses. No faltó, ciertamente, el aguafiestas con vocación de empleado que “condicionó” el tocar un repertorio similar en el pregón del sábado “según lo que digan las autoridades”, actitud por demás impropia de quien, pensaríamos, debería ser consecuente con su rol de músico y artista; en fin, de todo hay en la viña del Señor.

Nada tenemos contra ese conocido y hermoso danzante que es el Carnaval de Guaranda, con gusto lo hemos incluido y cantado lo mismo que en humoradas que en audiciones, fiestas y hasta en conciertos, sinfónicos; nuestra propuesta, en todo caso, apunta a que, sin desmerecer de otras aportaciones, se destaquen los aires carnavaleros propios de Chimborazo, que no se reducen a un tema, sino que compendian diversas melodías fácilmente adaptables para cualquier tipo de ensamble.

Esperemos que más músicos, y las autoridades de marras, si es del caso, acojan están moción y, sobre promover la recuperación y la composición de nuevas propuestas, den preferencia a temas como carnaval de Cacha, Carnaval riobambeño, Carnaval de Colta, Carnaval ecuatoriano, Contrapunto riobambeño, CarnavalitoAravec… y perfeccionen los famosos carnavales por la vida desde el componente identitariomusical, fundamental para unos jolgorios que corren el riesgo de desnaturalizarse a causa del uso y abuso de amplificaciones y recursos que, de tan erradamente empleados, terminan siendo perniciosos.

Felicitaciones jóvenes integrantes de la Banda Municipal de Riobamba. Esperamos verlos pronto, qué mejor si en otras condiciones operativas, de integrantes, instrumentos, logística y otras a las que no pueden menos que acceder como un derecho consustancial a su condición de trabajadores, pero mucho más de artistas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor inserta tu comentario
Por favor inserta tu nombre aqui